De acuerdo a las cifras de la Secretaría de Movilidad del Estado de México, la cocaína, mariguana y alcohol, son las sustancias que más consumen los choferes de transporte público en la entidad

 

Organizaciones vecinales, denuncian que las medidas para automovilistas particulares son muy drásticas, y para los choferes de las unidades de transporte público son muy laxas.

Estas mismas organizaciones denuncian que elementos de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana se ponen muy severos en caso de que los autos particulares tengan vidrios negros, no porten placas, engomado o el holograma de verificación, pero en el caso de los transportistas no son molestados en lo mínimo, aunque sus violaciones al Reglamento de Tránsito delo Estado de México sean muy claras.

La Secretaría de Movilidad, informó que se han aplicado poco más de 149 mil pruebas toxicológicas . 712 dieron positivo y  los resultados señalan que más del 51 por ciento fueron por cocaína y el 49 por ciento restante, se dividían entre alcohol y mariguana.

A pesar de la quejas de diversas organizaciones en el Estado de México, la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana, señala que las unidades de transporte público que han participado en percances serios, fueron remolcadas al corralón y se retiraron las licencias a los choferes, boletinándolos para que no puedan acceder a otra.

Fuente excelsior.com.mx