Tras haber sido intervenido quirúrgicamente y encontrarse en cuidados intensivos, este hombre decidió que lo mejor para recuperarse era salir a la calle a tomar una cerveza. Aún intubado y vistiendo tan solo la sábana de la cama, se fue a la calle donde había -16 grados bajo cero, en busca de un bar para tomar una cerveza.

p1

Este siberiano pensó que lo mejor para recuperarse de una operación sería bajar a la calle en plena noche y buscar un lugar en el que tomar una cerveza.

Tras la operación fue llevado a una sala de cuidados intensivos del hospital de Sayanogorsk, Siberia, pero ni toda la seguridad del centro médico le impidieron salir a la calle, donde había -16 grados bajo cero.

Aún intubado y vestido con la sábana de la cama, le encontraron en el bar más cercano, tomando una cerveza, según recoge el diario SiberianTimes.

 p2 p3-3