La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) inició investigaciones para esclarecer las causas del homicidio de cuatro personas, cuyos cuerpos fueron localizados la tarde de este miércoles en un inmueble localizado en la colonia 5 de mayo de la ciudad de Toluca.

En el lugar personal ministerial lleva a cabo las diligencias necesarias para esclarecer estos hechos, así como dar con el o los probables responsables.

En el interior del inmueble fueron localizados los cuerpos de 3 mujeres, de 82, 48 y 39 años, así como de un individuo de 41 años, quienes ya fueron identificados; dos de ellos tenían impactos de arma de fuego y dos más huellas de asfixia.

En el interior de este domicilio se observaron huellas de saqueo, por lo que una de las principales líneas de investigación es el robo; sin embargo, serán las diligencias realizadas por el personal ministerial las que determinen la línea de investigación definitiva.

Familia del ex Coordinador de Seguridad y Logística del gobernador Arturo Montiel las víctimas de robo y homicidio

TOLUCA, México, 18 de Febrero.- La madre, dos hermanas y el cuñado del ex Coordinador de Seguridad y Logística del ex gobernador del Estado de México, Arturo Montiel Rojas, identificado como Ernesto Mireles Aguirre, fueron las víctimas del homicidio múltiple perpetrado en la colonia 5 de Mayo de la ciudad de Toluca, la tarde del miércoles.

Las víctimas fueron identificadas por vecinos y familiares como María Elena Aguirre Fabila, de 82 años, madre del ex Coordinador de Seguridad y Logística del ex mandatario mexiquense, quien junto con su hija, María Elena Mireles Aguirre, de 42 años, también asesinada, se dedicaban a la venta de joyería fina.

En el ataque también murieron María del Carmen Mireles Aguirre, de 44 años, también hermana del ex servidor público, y Salvador Jacobo Robles, esposo de María Elena Mireles Aguirre.

Las investigaciones de la autoridad judicial han puesto como primera causa el robo, pues se sabe que en la casa almacenaban la joyería que vendían las mujeres, en pagos, por lo que se averigua al grupo de personas que tuvo relación comercial con las víctimas.

De las cuatro personas asesinadas, dos fueron por asfixia, a quienes se supone que se torturó para que informaran dónde se almacenaban los objetos de valor de los que los presuntos ladrones pretendían apoderarse, mientras los otros dos cuerpos fueron localizados baleados, lo cual se creé que pudo haberse tratado de una maniobra rápida para eliminarlos y amedrentar a las mujeres para que informaran sobre la joyería fina, relojes y perfumes que comercializaban.

El interior de la casa donde se cometió el crimen, ubicada en la esquina de la calle República de Argentina y la avenida Juan Álvarez, se encontró todo revuelto, por lo que se cree que los ladrones y homicidas buscaron por todas partes lo que pretendían robar.

De acuerdo con las primeras indagatorias, el ataque tuvo que ser perpetrado entre dos a tres sujetos, todos hombres, ya que una sola persona difícilmente pudo someter, controlar, maniatar y asesinar a las cuatro víctimas, y también buscar y presumiblemente apoderarse de los objetos de valor.

Fuente original: MVT

Advertisements