El papa Francisco se dirige al corazón de una región mexicana donde abundan los conflictos como el para reunirse con jóvenes, a los que considera la esperanza de un futuro mejor.

La visita del pontífice a Morelia, Michoacán, llega en momentos en que busca dar consuelo al estado afligido por la violencia y las drogas, al tiempo que envía un mensaje sobre su visión para el futuro de la Iglesia mexicana.

El año pasado Francisco hizo cardenal a Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia, que al igual que el papa ha exhortado a los miembros de la jerarquía eclesiástica de México a que dejen de lado su vida cómoda y se conviertan en pastores con el “olor a oveja” de sus feligreses. Es una frase famosa del pontífice sobre la necesidad de los obispos de acompañar a su grey a través de los altibajos de la vida.

Francisco advierte sobre intentos de debilitar a la familia

Es padre de la mentira, quien divide y enfrenta a la sociedad: Francisco

Desde que comenzó su viaje por el país el viernes por la noche, Francisco ha reprendido varias veces a los líderes de la Iglesia mexicana, muchos de los cuales se muestran renuentes a criticar a la élite de los ricos y poderosos con la que tienen vínculos cercanos.

En la Ciudad de México el sábado criticó a los que llamó clérigos chismosos, altivos y ensimismados por destacar en su carrera, y los exhortó a que apoyen a su grey y ofrezcan valor “profético” al enfrentar el narcotráfico. En un mensaje que dejó en un libro de visitas de un seminario, exhortó a los futuros sacerdotes a ser pastores de Dios en lugar de clérigos “del Estado”.

La escala del papa en Morelia es una señal de que respalda completamente el programa pastoral de Suárez Inda y lo considera un modelo para que otros clérigos lo emulen.

Como parte de sus actividades, el Jefe del Estado Vaticano se reunirá en Morelia con 20 mil religiosos y 2 mil laicos en el Estadio Olímpico “Venustiano Carranza”; después, se reunirá en la Catedral con poco más de 60 niños de las diferentes catequesis de la capital michoacana, para posteriormente reunirse con más de 58 mil jóvenes de todo el país en el Estadio “José María Morelos”.

De acuerdo con las autoridades, elementos de las fuerzas federales y estatales han blindado las fronteras de Michoacán con los estados vecinos de Guerrero, Guanajuato, Estado de México, Colima y Jalisco, a fin de evitar que grupos armados o de la delincuencia organizada transiten por territorio michoacano, de cara a la visita del papa Francisco a Morelia. 

Confirmaron que elementos del Ejército Mexicano, de Policía Federal, de la Procuraduría General de Justicia del Estado y de la Secretaría de Seguridad Pública, realizan recorridos en los municipios fronterizos y carreteras que unen a Michoacán con otras entidades.

Sin embargo, de acuerdo con el último reporte, hasta ahora se ha informado de saldo blanco.

Con información de Héctor Gutiérrez y AP

Advertisements

¿Qué te parece?