La policía federal australiana descubrió un cargamento de metanfetamina por valor de más de mil millones de dólares australianos (900 millones de dólares estadounidenses) escondido en cajas importadas de rellenos de silicona para sostenes y material de arte, en el mayor alijo confiscado en el país de esta droga en su formato líquido, indicaron las autoridades.

Cuatro personas con pasaporte de Hong Kong fueron detenidas el mes pasado en Sydney por la importación desde China de 720 litros (190 galones) de la droga, conocida popularmente en Australia como “hielo”, indicó la policía el lunes en un comunicado.

El líquido podría haberse utilizado para fabricar unos 500 kilos (1.100 libras) de cristal de metanfetamina de alta concentración, indicó el comandante de la Policía Federal Australiana, Chris Sheehan.

Las autoridades también confiscaron 2 kilos (4,4 libras) de la forma cristalizada de la droga.

La operación utilizó información reunida a través de una nueva cooperación entre la Policía Federal Australiana y la Comisión Nacional china de Control de Narcóticos, indicó el ministro de Justicia, Michael Keenan. Las dos agencias formaron un equipo conjunto en noviembre para investigar sindicatos del crimen que trafican con metanfetamina.

“Esta es la mayor incautación de metanfetamina líquida hasta la fecha, y es el resultado de criminales organizados que buscan el lucrativo mercado australiano del hielo desde el extranjero”, dijo Keenan a la prensa.

Los cuatro detenidos comparecerán ante un tribunal de Sydney el mes que viene acusados de importar y manufacturar cantidades comerciales de drogas ilegales. Cada uno de los sospechosos afronta una posible cadena perpetua si es condenado.

El alijo es uno de los más grandes de drogas ilícitas que se han confiscado en la historia de Australia, añadió Keenan.

Advertisements