El Ejército turco bombardeó el domingo por segundo día consecutivo posiciones de la milicia kurda en el norte de Siria, matando a dos combatientes, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Turquía pidió el sábado a la poderosa milicia kurda de Siria YPG que se retirara de las zonas que había capturado en la región norte de Alepo en los últimos días a los insurgentes sirios, incluyendo la base aérea Menagh. El bombardeo se ha centrado en esas áreas.

Turquía se ha alarmado por la expansión de la influencia kurda en el norte de Siria desde el inicio del conflicto en 2011. El YPG controla casi la totalidad de la frontera norte de Siria con Turquía, y ha sido un aliado cercano de Estados Unidos en la campaña contra el Estado Islámico en Siria.

Pero Ankara considera al grupo como una extensión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha librado una insurgencia de tres décadas por la autonomía en el sureste de Turquía.

El primer ministro, Ahmet Davutoglu, dijo el sábado el bombardeo había tenido lugar bajo “las normas de combate contra fuerzas que representaban una amenaza en Azaz y alrededores”.

Exigió que la base Menagh fuera evacuada y dijo que había hablado con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, para expresarle su posición y subrayar que la milicia era una extensión del PKK y una amenaza directa a Turquía.

El bombardeo se intensificó a las 2 a.m. (0000 GMT) antes de reducirse pero sin detenerse, dijo el Observatorio, que informa sobre la guerra mediante una red de fuentes sobre el terreno.

La alianza kurda Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) también estaba luchando contra insurgentes sirios cerca de la ciudad de Tel Rifaat en la provincia de Alepo, según el Observatorio.

Uno de los grupos armados del FDS, Jaysh al-Thuwar, advirtió a Turquía en contra de cualquier escalada, diciendo si “tiene objetivos en nuestra querida nación, defenderemos nuestra tierra y nuestra gente, y lo consideraremos hostil”.

El Ejército de Siria, respaldado por los ataques aéreos rusos, está luchando contra los insurgentes sirios en la misma zona, tratando de sellar la frontera con Turquía y recuperar las zonas de la ciudad de Alepo en poder de los rebeldes.

Los rebeldes sirios dicen que el YPG está luchando con el Ejército sirio y sus aliados contra ellos en la guerra civil que comenzó hace cinco años. El YPG niega.

Reuters – See more at: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=570540&idFC=2016&sURL=#sthash.r5zZ7kXH.dpuf

Advertisements