Más de cincuenta siniestros se han atendido por parte de la dirección de Protección Civil y Bomberos de Tlalmanalco en el territorio municipal en lo que va de la época de estiaje, esto según datos proporcionados por el director de la dependencia Jesús Soriano.

Entre las causas principales de los incendios en pastizales, están las ‘chamusquinas’ que los propios agricultores generan al tratar de quemar predios para ‘regenerar’ el pastizal dedicado al ganado local o en su defecto para desmontar algunos predios dedicados al cultivo de granos.

Sin embargo, la práctica no se cuida de acuerdo a los protocolos establecidos; no se hacen brechas cortafuego y los vientos característicos de esta época del año, avivan las llamas hasta hacerles perder el control a quienes las provocan, con lo que se generan incendios de gran magnitud, mismos que afectan en ocasiones grandes extensiones, la mayoría en bosque o cercanas a núcleos urbanos, lo que pone en riesgo asentamientos humanos y el recurso forestal de la zona.

El pasado martes, los bomberos de Tlalmanalco atendieron un incendio que arrasó con cinco mil metros de pastizales, pero que fue controlado debido a la rápida intervención de los ‘tragahumo’. Fue en el paraje conocido como Techimalco, que Protección Civil intervino para sofocar  las llamas que amenazaban con extenderse, conteniendo en tan sólo cuatro horas el siniestro. Con seis elementos de Protección civil y vecinos de la delegación san Lorenzo Tlalmimilolpan, el incendio fue sofocado sin mayores daños.

Entrevistado vía telefónica, Jesús Soriano indicó que “estas prácticas se deben realizar bajo protocolo para evitar la propagación del fuego más allá del terreno que se pretende ‘regenerar’…”, pero acusó una “… falta de prevención de los agricultores al no realizar las brechas que ayuden a controlar los siniestros…”

El funcionario estableció que la coordinación con la Protectora de Bosques (PROBOSQUE) y la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para realizar trabajos de contención ha sido clave; ejemplificó el incendio que se dio hace una semana en la media montaña, donde personal de PROBOSQUE fue clave para combatir un incendio que afectó al menos seis hectáreas de recurso forestal, el cual fue controlado por las brigadas del Ejido de Tlalmanalco y la dependencia estatal además de Conafor.

Reconoció asimismo la labor del personal de la Protectora de Bosques al mando de Luis Martínez, quien desde la base ‘Dos Jagüeyes’ (que se ubica en terrenos de Río Frío en Ixtapaluca), coordina los trabajos para atender  las emergencias por fuego en la montaña.

Fuente

Advertisements