A poco más de 48 horas de los hechos violentos en los que fallecieron 49 internos del Penal del Topo Chico, la directora del centro penitenciario, Gregoria Salazar Robles; el subdirector de la cárcel, Fernando Domínguez Jaramillo, y un custodio -aún sin identificar, fueron detenidos, fichados e internados en la misma prisión en la que sucedió la matanza, reveló una fuente oficial al Periódico ABC.

Los tres funcionarios del Gobierno del Estado fueron notificados de la acción penal en su contra desde la noche del jueves, cuando iniciaron sus declaraciones dentro del Penal.
Los funcionarios fueron puestos a disposición de un Agente del Ministerio Público, y podrían ser acusados por su presunta responsabilidad de los delitos de homicidio calificado y abuso de autoridad.

Advertisements

¿Qué te parece?