Fue dado de alta del Instituto Nacional de Cardiología, para culminar su proceso de recuperación en su domicilio.

 

El jueves pasado, el artista plástico mexiquense Leopoldo Flores Valdés, Doctor Honoris Causa por la Universidad Autónoma del Estado de México, fue dado de alta del Instituto Nacional de Cardiología, ubicado en la Ciudad de México, para culminar su proceso de recuperación en su hogar, en la capital mexiquense.

Poco después del mediodía, un helicóptero de la Unidad de Rescate Aéreo Relámpagos, en el cual se trasladó al creador del vitral más grande del mundo, ubicado en el Jardín Botánico “Cosmovitral” de la ciudad de Toluca, aterrizó en el Conjunto SEDAGRO, en el municipio de Metepec.

Gracias al profesionalismo con que se desempeñan todos quienes forman parte de Relámpagos, el también autor de “Aratmósfera”, mural monumental que el artista originario de Tenancingo plasmó en el Estadio Universitario “Alberto ‘Chivo’ Córdova” de la UAEM, arribó a su domicilio sin complicaciones y para recuperarse lo más pronto posible.

A través de sus redes sociales, el rector de la Máxima Casa de Estudios mexiquense, Jorge Olvera García, agradeció al gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, el apoyo brindado para que la Unidad de Rescate Aéreo Relámpagos realizara el traslado de Flores Valdés. Agradeció “su solidaridad con la UAEM y con nuestro artista universal”.

Reconoció también la capacidad con que se desempeñan los paramédicos y pilotos de Relámpagos; su tarea, dijo Jorge Olvera, es verdaderamente admirable y son realmente, como los llama el gobernador Eruviel Ávila Villegas, verdaderos “héroes del aire”.

Advertisements