“La subida de este lado estuvo pesadísima que hasta nos mareamos. Estuvo bien pero muy cansado”, dijo Lourdes Sánchez, una visitante.

Tres visitantes han muerto, 106 han sido rescatados luego de horas de extravío y 164 han sido atendidos por hipotermia o por accidentes.

En este material, proporcionado por la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana del Estado de México se documenta un ejemplo de personas que se extraviaron en el Nevado de Toluca.

“La gente no entiende, no entiende  que esto no es un parque de diversiones, no entiende que estamos a una gran altura, que si el volcán es peligroso sin nieve, con nieve es más peligroso todavía”, señaló Cesar Lira, un paramédico del SUEM.

El pasado 19 de enero, Arturo Sánchez y cuatro de sus primos subieron al nevado muy tarde, sin el equipo necesario y sin conocer el lugar.

“Lo que nosotros hicimos fue subirnos por el lugar que no era apropiado. Nos quedamos atorados, a uno de mis primos se le pusieron moradas las piernas y no lo quisimos dejar, me fui contra una piedra igual y ya no pude caminar”, agregó Artemio Reyes Gómez, un rescatado.

Tres de los primos bajaron y reportaron el accidente a elementos de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana, quienes acompañados por Protección Civil, iniciaron la búsqueda de los jóvenes.

Luego de buscarlos más de ocho horas, con temperaturas de tres grados centígrados bajo cero, los dos jóvenes fueron encontrados.

“Muy mal, de hecho se estaban durmiendo, ya no sentían las piernas ya no podían hablar”, reveló un policía de Fuerzas Especiales de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana.

Igual que los primos Sánchez, los visitantes siguen subiendo al volcán, muy tarde y sin equipo.

Son las tres y media de la tarde y este sitio se le conoce como Las Plumas, de aquí hasta el cráter del volcán Nevado de Toluca son aproximadamente dos horas caminando si todo marcha bien, aquí el sol cae a las 6 de la tarde, a esta hora todavía hay personas que inician el ascenso y si todo marcha bien eso indica que llegarían de regreso aquí, quizás en cuatro horas y media y muchas de estas personas no tienen el equipo necesario para subir.

“Ya te cansaste y llevas 100 metros caminando. Sí, ya me faltan 5 kilómetros, ya hace falta poco”, dijo Salvador Martínez, un visitante.

“Traigo tacones, le dije que iba a subir y voy a subir con tacones”, dijo Sandra Cruz, una visitante.

“La gente mayor de edad no tiene que estar aquí, los menores de 8 años no deben de estar aquí”, recomendó César Lira, paramédico del SUEM.

Estas son las recomendaciones si usted visita el Nevado.

Llevar ropa abrigadora, agua, alimentos suficientes y tener especial cuidado con personas con padecimientos como asma e hipertensión.

ç

 

Con información de Televisa