La visita del Papa Francisco dejará una derrama económica de dos mil 500 millones de pesos durante los seis días en los que visitará el país.

Mediante un comunicado de prensa, la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canacope) de la Ciudad de México informó que tan solo para la capital del país se prevé una derrama de 870 millones de pesos.

Informaron que hasta el momento, los hoteles ubicados en avenida Paseo de la Reforma y Centro Histórico reportan una reservación por arriba del 85% para el próximo fin de semana, días en los que se llevarán a cabo los principales actos del Pontífice en la capital.

“Se espera que durante la estadía de 6 días de su Santidad Francisco, del viernes 12 al miércoles 17 de febrero, sea visto por más de dos millones de personas, tanto en los actos y celebraciones públicas, como en las vallas que se organizarán en sus recorridos. Esto sin contar con la alta audiencia que se registrará a través de los medios de comunicación”.

Turismo Religioso

La Canacope Servytur informó también que la presencia de Su Santidad Papa Francisco reactivará el turismo religioso, sobre todo en la zona de la Basílica de Guadalupe.

“Ha faltado mucha política pública para desarrollar el turismo religioso. Por ejemplo la Basílica de Guadalupe que constituye nuestro principal atractivo turístico religioso, sólo tiene un hotel –de 43 que existen en sus inmediaciones– diseñado para dar alojamiento a este sector”.

Informaron que en los alrededores de la Basílica solo un mercado público ofrece servicios de alimentos, esencialmente antojitos mexicanos.

“No existen zonas de estacionamiento para autobuses, los cuales son recurrentemente sancionados por estacionarse en lugar prohibido, el servicio médico es inexistente y los baños públicos son deficientes.

El reordenamiento del comercio ambulante apenas se concretó hace tres años y con muchas dificultades se contiene”, denunció la Canacope.

Ante las diversas problemáticas, la cámara de comercio dijo que es necesario crear un plan nacional para el desarrollo del turismo religioso con el objetivo de atraer inversión empresarial para la creación de centros de hospedaje, alimentación y atención médica y social, así como centros de convenciones y encuentros, mejoramiento del transporte turístico.

“Nuestro país tiene todo lo necesario para ser una potencia mundial en este sector: Con más de 200 santuarios ubicados en diversos puntos del territorio nacional, entre los que destacan las basílicas de Nuestra Señora de Guadalupe, San Juan de los Lagos, Juquíla o Nuestra Señora de la Salud; el Santuario del Cerro de Cristo Rey, además de innumerables catedrales, conventos e iglesias coloniales, así como templos y centros religiosos que son motivo de actos de fe o reuniones multitudinarias”.

 
El Universal