El Bayer Leverkusen sufrió el segundo tropezón de la temporada 2015-16: en el Bay Arena quedó eliminado de la Copa de Alemania frente al sotanero Werder Bremen, que dio cátedra de eficacia y pundonor al remontar un tanto marcado por el mexicano Javier Chicharito Hernández y sentenciar el 1-3.

A los 22 minutos de juego, el delantero Stephan Kiessling creó la primera gran ocasión del Leverkusen, luego de intentar intentar un regate dentro del área y conseguir que uno de lo centrales del Bremen le cometiera un claro penal. Desde los once pasos apareció el Chicharito Hernándezpara definir con la parte interna de la pierna derecha y destapar el marcador.

El gol de Hernández -cuarto en la Copa y el 22 de la campaña- fue esteril. El Leverkusen fue incapaz de ampliar la ventaja ante un rival que sacó el pecho para olvidarse de la desastroza campaña que vive en la Bundesliga y que obró el milagro de la manera más inesperada.

(FUTBOL TOTAL)

Advertisements