El poblado de San Pablo Ixáyoc es la entrada  para ascender al Monte Tláloc, ubicado entre Texcoco y Río Frío, en el Estado de México.

Montaña 3

Ahí comenzó la aventura para los jóvenes y no tan jóvenes. Algunos de ellos caminaron más de cinco horas con diferentes cambios de temperatura, otros decidieron ascender en una camioneta que les cobraba 100 pesos.

Las más de tres mil personas se congregaron en el Monte Tláloc, a una altura de tres mil 900 metros sobre el nivel del mar, para instalar las casas de campaña y pasar ahí la noche.

El sábado por la noche entre el bullicio, las fogatas y la temperatura de solamente un grado sobre cero, se observó el entusiasmo de todas las personas intrépidas, quienes se preparaban para subir a las 05:00 de la madrugada del día domingo.

Montaña 2

Llego el día para los amantes de la naturaleza, se escuchaba a lo lejos los sonidos del caracol y algunos tambores, fue como la alarma; eran las 05:00 de la madrugada.

Todos empezaban a salir de las casas de campaña, con botas, guantes, gorros, bufandas, y en algunos casos las personas se taparon con sus cobijas y otros tantos llevaban las lámparas de alta montaña en sus cabezas o en sus manos. Así comenzaron a caminar por más de 30 minutos.

Una vez que llegaron hasta la cima del Monte Tláloc se empezaron a sentar sobre las piedras, en forma de gradas. Aproximadamente una hora esperaron para observar el amanecer.

Montaña 1

El reloj marcaba las 07:06 de la mañana cuando se reflejó un rayo de luz entre los tres volcanes, La Sierra Negra, El Pico de Orizaba y La Malinche, en ese momento se unieron todos de forma que se observó como un solo volcán.

Los asistentes recibieron la Montaña Fantasma con aplausos y cantos, y después corrieron al extremo poniente del templo para apreciar la sombra del Monte Tláloc, en forma de punta, sobre la Ciudad de México. Que también sólo se aprecia desde la cima.

Víctor Arribalzaga, arqueólogo y encargado del proyecto de rescate del Monte, explicó que  el fenómeno se repite cada año sólo entre el 7 y el 12 de febrero, que corresponden a los últimos cinco días del año mexica (Nemontemis), lapso en el que el sol sale sobre La Malinche.

Montaña 4

“Antes de que salga el sol, lo primero que se va a iluminar es la cabeza del Iztaccíhuatl y el Popocatépetl, disfrútenlo es un evento único en el mundo”, dijo.

“Este evento puede llegar a cancelarse y nos lo pueden acordonar hasta con soldados, el Parque Nacional puede considerar un atentado contra su reglamento, no debe de haber perros, no deberían de venir con tenis y menos arriesgar a los niños”.

Montaña 5

 

El arqueólogo dijo que ante el fenómeno natural, todas las personas deben subir con ropa y equipo adecuado, además de cuidar la flora y fauna se encuentra en el Monte Tláloc.

Después de apreciar el fenómeno natural único e inigualable, las personas disfrutaron del calor del sol sobre las rocas, además del cielo despejado y rojizo.

 

Fuente original: Agencia MVT