Cada año, por estas fechas, se produce el mayor desplazamiento humano del planeta, y tiene lugar en la República Popular China con motivo de la celebración del Nuevo Año -también llamado Festival de Primavera-. Los ciudadanos chinos vuelven a sus casas para pasar unos días en compañía de sus familiares y celebrar juntos la llegada del nuevo año.

El día 8 de febrero, darán la bienvenida al año de mono y despedirán el año de la cabra, según su zodíaco.

Costumbres:

– Limpiarán sus casas con escobas viejas que luego tirarán a la basura para deshacerse de la mala suerte acumulada durante el año anterior.
– Utilizarán el color rojo– símbolo de alegría, buena suerte y riqueza.- para ahuyentar la mala suerte: ropa, cuadros, farolillos, luces, tarjetas…. en todas partes.
– El cielo se iluminará con fuegos artificiales y petardos muy ruidosos con la esperanza de echar a los malos espíritus y atraer a la prosperidad.
– Van a los templos para orar, queman varillas de incienso para predecir su futuro.

Orar en los templos durante el Nuevo Año Chino es símbolo de buena fortuna
Orar en los templos durante el Nuevo Año Chino es símbolo de buena fortuna (Getty)

Dónde ir

Pekín ha sido hogar de emperadores durante siglos, muestra de ello es la Ciudad Prohibida que fue el palacio imperial desde la dinastía Ming hasta el final de la dinastía Qing, el complejo alberga 980 edificios y ocupa 720 000 m². Para acceder al complejo hay que pasar por la plaza de Tiananmen, que es famosa por los acontecimientos históricos que allí han tenido lugar, además, cuenta con unas dimensiones colosales de 880 por 500 metros siendo una de las más grande que existe en el mundo.

Pero la capital destaca por la cantidad de templos que están dispersos por toda la ciudad como el del parque Ditan o el Dongyue Miao, y, en realidad, son el mejor lugar para disfrutar del Año Nuevo. Innumerables ferias al aire libre toman la calle y ofrecen todo tipo de actividades tradicionales: folclore, bailes del león y del dragón, artes marciales, muestras de artesanía y gastronomía… y, sobre todo, mucha gente rezando a los dioses en el interior y paseando en el exterior.

Por supuesto, no hay que olvidarse de visitar la Gran Muralla china, una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Se cree que medía unos 21.000km de los que sólo quedan las ruinas de unos 4.000km.

Artistas populares chinos durante la ceremonia de apertura de la feria del templo la Tierra, Pekín
Artistas populares chinos durante la ceremonia de apertura de la feria del templo la Tierra, Pekín (Lintao Zhang – Getty)

Cantón es también llamada la ‘ciudad de las flores’ por la cantidad de parques y jardines que posee. Durante el Año Nuevo tiene lugar el Festival de las Flores, una explosión de color y fragancia llena las calles con flores frescas y mandarinas- símbolo de buena suerte y riqueza-, es tradición regalar flores a los más queridos durante estas fechas, y no hay casa que no esté decorada con ellas. Las ferias por lo general comienzan tres días antes de la Fiesta de la Primavera, y las principales son: Xihu, Donghu, Liwan, Binjiang y Tianhe, además de flores, se pueden encontrar actuaciones folclóricas y artistas locales que venden sus pinturas y obras caligráficas.

También es tradición ver la danza del León que se lleva a cabo para traer buena fortuna. No hay que dejar de visitar la Pagoda de las Flores, que se encuentra dentro del templo de los Seis Banianos, el parque Yuexiu, uno de los más grandes que contiene la escultura de cinco cabras símbolo de la ciudad, y la isla Shamianm un gran banco de arena al que se accede por puentes y con una arquitectura de estilo occidental colonial.

Las mandarinas son símbolo de buena suerte y riqueza
Las mandarinas son símbolo de buena suerte y riqueza (Getty)

En la región de Hong Kong, la Fiesta de la Primavera es uno de los eventos más importantes del mundo, y se celebra con un gran desfile de carrozapor las calles de Tsim Sha Tsui. Un gran desfile que se llena de luces, bandas musicales internacionales acompañados por grupos de bailarines, malabaristas, acróbatas, dragones de colores, tambores, artes marciales… un espectáculo fascinante por las calles de la ciudad. Después, se puede pasear y sentir el ambiente y, también, visitar el mercado nocturno de Temple Street, un popular mercadillo callejero donde es posible saborear la deliciosa comida tradicional.

Al día siguiente, tiene lugar una gran exhibición de fuegos artificiales sobre el puerto de Victoria, cada año es más impresionante. Y, el tercer día de las vacaciones, se desplazan al hipódromo de Sha Tin para tener suerte en las carreras de caballos. Aunque si lo que se desea es que se cumplan los deseos hay que hacer una ofrenda en el templo Sik Sik Yuen Wong Tai hogar de tres religiones: taoísmo, budismo y confucianismo.

El desfile de carrozas iluminadas de Hong Kong en durante el Año Nuevo chino
El desfile de carrozas iluminadas de Hong Kong en durante el Año Nuevo chino (Getty)

Harbin, recibe el apodo de “ciudad de hielo” por sus temperaturas extremas, y es muy popular en invierno, por el Festival Internacional de Nieve y Hielo que incluye el Festival de Esculturas de Nieve y Hielo verdaderas obras de arte esculpidas en hielo, absolutamente espectaculares; y por el Festival de las Linternas de Hielo, luces magníficamente esculpidas de mil formas, animales, palacios,… es una ciudad a lo grande, asombrosa. Durante la noche las creaciones suelen adornarse con luces multicolores y efectos musicales.

Festival de Hielo y Nieve en Harbin (China)
Festival de Hielo y Nieve en Harbin (China) (Gavin Hellier – Getty)

Fin de fiestas

La fiesta de celebración del Año Nuevo Chino dura 15 días y termina con la Fiesta de las Linternas -también llamado Festival Yuanxiao-. Una tradición que se remonta 2.000 años atrás como símbolo de respeto a Buda. Las costumbres varía según la región, pero lo principal es iluminarlo todo con linternas de diferentes formas, las hay que son verdaderas obras de arte y se ven por todas partes, Para ver este espectáculo el templo de Confucio de Nanjing en la orilla del río Qinhuai es una experiencia inolvidable, sobre todo, cuando los faroles están encendidos en las orillas.

Festival de las Linternas en el Templo de Confucio en Nanjing (China)Festival de las Linternas en el Templo de Confucio en Nanjing (China) (Getty)

Advertisements

¿Qué te parece?