Cd. de México  (06 febrero 2016).- Veracruz no sólo es azotado por la violencia, sino también por la opacidad en esos hechos.

En sólo nueve días, en esa entidad hubo 23 personas asesinadas y 4 secuestros y las autoridades hallaron una narcomanta en Pueblo Viejo, en los límites de Veracruz con Tamaulipas, en donde se acusaba a policías veracruzanos de plagiar, cobrar cuotas, extorsionar y desaparecer personas.

Esos hechos no fueron informados de manera oficial por las autoridades de Veracruz, pero sí comunicados a los funcionarios de manera interna, principalmente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de la Fiscalía General del Estado (FGE). Los reportes internos obtenidos por REFORMA corresponden a días del 23 al 31 de enero.

En ese mismo periodo la Fiscalía emitió 23 comunicados, en los que, entre otros hechos, informó de la localización de ocho personas reportadas como desaparecidas y nueve extraviadas, la muerte de dos ministeriales, el rescate de una persona secuestrada y la detención de un homicida, dos ladrones y un defraudador.

La SSP local emitió un total de 29 comunicados en los cuales informó de hechos administrativos, de capacitación, operativos coordinados y de socialización con los ciudadanos.

Además, dio cuentas de tres presuntos delincuentes abatidos, la detención del presunto jefe de plaza del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Tierra Blanca y rescate de un menor secuestrado.

Pero ambas dependencias no informaron, por ejemplo, que el 24 de enero fue encontrado un hombre decapitado al interior de un cañal ubicado en la localidad de El Samoral, Municipio de La Antigua, ni que en Ciudad Mendoza, sobre la carretera a Nogales, a la altura de La Curva, dos personas que iban en una camioneta blanca de doble cabina murieron en una balacera.

Sobre los asesinatos de un mecánico en Acayucan y el propietario del bar La Sirena, en Paso del Macho, y el hallazgo de un coreógrafo muerto en Xalapa luego de que fuera sustraído por tres sujetos, tampoco se informó.

Mucho menos del secuestro de un empresario, dueño de Simains, en Cosoleacaque, y el hallazgo de tres cadáveres en el libramiento Perote-Banderilla desnudos, maniatados y con huellas de tortura, a pesar de que en esos hechos se apersonaron elementos de la SSP y de la Fiscalía.

Sólo el 27 de enero fueron encontrados cuatro ejecutados más: dos en el tramo Xalapa-Tamarindo, en la entrada al poblado de Buena Vista del Municipio de Emiliano Zapata, y otros dos en la localidad de Las Matas, sobre la carretera Coatzacoalcos-Minatitlán, justo cuando el Gobernador Javier Duarte de Ochoa encabezó una reunión de seguridad.

Ese mismo día fueron secuestradas dos niñas en Poza Rica, y dos empleados repartidores de la empresa harinera Santa Elena murieron al ser abatidos por un sujeto cuando surtían mercancía.

4155622

Reforma 

Advertisements