Corea del Norte ha lanzado desde el cosmódromo de Shohei un misil de largo alcance, informa la agencia surcoreana Yonhap. Esta información contradice al propio Pionyang, que el 2 de febrero notificó a la Organización Marítima Internacional (OMI), un organismo de la ONU, que el lanzamiento que planeaba llevar a cabo era el de un cohete que debe poner en órbita un satélite espacial de observación terrestre en algún momento.
No obstante, Estados Unidos y Corea del Sur aseguran que este lanzamiento de prueba forma parte del proyecto de Pionyang para construir un misil balístico de largo alcance.
Según el Gobierno de Japón, algunos de los cuatro fragmentos del cohete de Corea del Norte cayeron en el océano Pacífico fuera de la zona que Pionyang notificó a los organismos internacionales. Por su parte, Yonhap escribe que Corea del Norte podía haber fracasado en su lanzamiento.
El cohete de Corea del Norte desaparece de los radares al separarse del carenado
El cohete con un supuesto satélite espacial lanzado por Corea del Norte ha desaparecido de los radares tras la separación del carenado, informa la agencia Yonhap.
Igual que las tres etapas de un cohete espacial, el carenado, es decir, la cubierta externa cuya principal función consiste en reducir la resistencia al aire, es un importante requisito aerodinámico de cualquier aparato que pretende superar la gravedad terrestre.
Las reacciones al lanzamiento de Pionyang
Como reacción al lanzamiento de Corea del Norte la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, ha convocado una reunión de seguridad de emergencia. Seúl también ha pedido una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la cuestión.
Desde el Ministerio de Defensa estadounidense señalaron que el lanzamiento de Corea del Norte no supone un peligro para Estados Unidos y sus aliados. Sin embargo, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, contradijo esta postura y dijo que la acción de Pionyang sí es una amenaza, tanto para la península de Corea como para la región y Estados Unidos. Kerry también remarcó que el lanzamiento es un desafío inaceptable para la seguridad mundial.
Por su parte, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, lo tachó de “inaceptable”.
“Estas acciones no pueden causar nada más que la máxima preocupación, y francamente, decepción”, comentó el lanzamiento desde Moscú una fuente a Interfax.
“Desafortunadamente, Pionyang ha ignorado por completo los llamamientos de la comunidad internacional, incluida Rusia, de abstenerse”, agregó. La fuente advirtió de que este lanzamiento no traerá “más que una escalada aún mayor en la región”.
Corea del Norte decidió realizar el lanzamiento con un día de anticipación respecto a lo anunciado inicialmente y lo notificó a las organizaciones internacionales.

Advertisements

¿Qué te parece?