Casi 60% de los refugiados  e inmigrantes que llegan  a Macedonia desde Grecia tras cruzar el Mediterráneo son niños y mujeres, alertó el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Más de un tercio de los que llegan  a las costas europeas son menores de edad, y, sumados a las mujeres, son la mayoría, un fenómeno que hasta ahora no había ocurrido, afirmó Sarah Crowe, portavoz de Unicef.

El organismo estima que 36% de los que hacen la travesía entre Turquía y Grecia son menores de edad.

“Pero esta cifra podría ser mayor, dado que muchos de los adolescentes no revelan su edad real hasta que llegan a su destino”, especificó Crowe.

Unicef recuerda que en junio de 2015 los niños eran uno de cada diez refugiados  e inmigrantes que llegaban a las costas europeas, y ahora son un tercio.

La  mayoría de los menores y mujeres que llegan a Europa  proceden de Siria, Irak y Afganistán, las tres nacionalidades a las cuales la Unión Europea les permite la entrada sin trabas.

En relación con los niños no acompañados, Unicef no conoce el número global en Europa  pero sí que sabe que 35.400 de ellos se han registrado en Suecia y otros 60.000 en Alemania.

En total niños y adultos, en lo que llevamos de año la OIM ha contabilizado 368 decesos en el Mediterráneo.