Raúl Alton Garza duró cuatro días desaparecido, hasta que su cuerpo fue localizado enterrado en el patio de su vivienda en el fraccionamiento Bugambilias.

El día que desapareció Raúl, su madre habló con Rosa Nelly (esposa) por teléfono para pedir información de su hijo. Nelly respondió que Raúl se había marchado a las 21:00 horas porque tenía la intención de viajar a la ciudad de Piedras Negras al día siguiente.
Ese día la mujer también habló con su empleada doméstica para pedirle que no asistiera a su domicilio y que aún así le pagaría el día.
Fue así como su hermano decidió poner una denuncia por la desaparición de Raúl y tras ello una licenciada acudió a la vivienda del matrimonio y platicó con la mujer, donde finalmente confesó que su esposo estaba enterrado en el patio de su jardín.
El rostro de Rosa Nelly Luna no reflejó alguna emoción cuando la representación social la acusó de haber drogado y torturado a su marido.
Llevaba el cabello suelto, lentes, camisa de rombos, chaqueta, y mantuvo los brazos cruzados casi las tres horas de audiencia, señala el portal de noticias Vanguardia.com.
En su declaración al Ministerio Público manifestó que Raúl Tomás Alton Garza llegó a su domicilio ubicado en la calle Héctor de la Fuente 1501 del fraccionamiento residencial Bugambilias el pasado sábado 16 de enero en punto de las 19:00 horas.
Dijo que acompañó a su esposo e hijo a comprar un pastel y una pizza para posteriormente permanecer juntos en su casa, cenando y viendo programas de televisión.