El Estado de México te ofrece una serie de destinos donde puedes pasear este puente del lunes 1 de febrero, donde muchas escuelas y oficinas gubernamentales no laborarán debido a la conmemoración de la promulgación de la Constitución Mexicana.

Existen muchos destinos donde puedes descansar, conocer, y adentrarte en las bellezas turísticas de la entidad mexiquense.

acolman

1. Acolman

Rincón salpicado de tradición, historia y leyenda, su encanto se manifiesta en su misterioso legado virreynal y en su viva tradición bañada de colores.Tan sólo adentrarse en este alejado poblado para conocer las bellezas que entre inmensos y solitarios llanos se encuentran listos a ser visitados.

Las principales artesanías que sobresalen en el lugar son las piezas tejidas en canutillo, sombreritos y diversos objetos en miniatura, son muy clásicos los títeres hechos de látex y tallados en madera; figuras en ónix, obsidiana y jade; tiene un lugar importante la platería, los artículos prehispánicos, tecolotes de pasta, sarapes, cestería y los clásicos suéteres de Santa Ana Chiautempan.

En tanto, aquí podrás disfrutar de una rica gastronomía, donde destacan los Mixiotes de carne, barbacoa, consomé de carnero y mole de guajolote, así como las frutas en almíbar. La bebida tradicional es el pulque. Cabe destacar que Acolman es considerado la cuna de las piñatas, tradición que se realiza en el lugar desde hace 420 años.

Atractivos turísticos: El Templo y Convento de San Agustín.

aculco

2. Aculco

Entre espectaculares peñas se encuentra Aculco, una de las poblaciones típicas más bellas del estado de México. En un entorno de excepcional belleza, te espera para maravillarte con sus notables riquezas naturales y con su majestuoso paisaje de columnas basálticas que parecen extenderse hasta el infinito.

Rico en minas de cantera que han sido explotadas desde los tiempos prehispánicos y durante el virreinato brindaron el material para las construcciones, actualmente Aculco cuenta con varios escultores y artesanos que trabajan la piedra, hay talleres donde se realizan barandales, fuentes y adoquines para embellecer plazas, parques y calles, o donde se elaboran piezas de ornato como esculturas y cruces atriales.

Los platillos tradicionales de Aculco son la barbacoa, el mole poblano, las carnitas y en temporadas, los escamoles. En cuanto a los postres hay una amplísima variedad de exquisitos dulces como los jamoncillos, panes provenientes de su panadería artesanal, deliciosos quesos, cremas, mantequillas y dulces de leche.

Cabe destacar que una de las tradiciones más arraigada en el municipio es la representación escénica de la Semana Mayor, que inicia el Jueves Santo. Las celebraciones son el honor al Señor Nenthé.

Atractivo Turístico: Cascadas La Concepción y Tixhiñú.

amecameca

3. Amecameca

El encanto de sus tierras se encuentra en su orgulloso pasado prehispánico y colonial, donde internarse en sus paisajes nevados, recorrer palmo a palmo su arquitectura y sentir ese ambiente que despiden sus dos imponentes volcanes es una oportunidad que no se debe perder.

Esta tierra se caracteriza principalmente por su alfarería, los artesanos de la zona crean ollas, floreros, jarrones y otros objetos de barro que al unirse con el trabajo de los artesanos de otros municipios aledaños, crean un mosaico de color y formas.

El mercado municipal del lugar concentra los sabores más exquisitos y variados de la zona, sobre todo porque llevan el peculiar toque de la nuez, ingrediente primordial en sus platillos típicos de los que destacan los chiles de nogada, el pollo a la nuez, mixiotes de conejo preparados con nuez y conejo al pastor ; sin olvidar los sabrosos antojitos y las quesadillas.

Durante la noche del viernes santo, la gente hace una procesión muy vistosa con cirios encendidos en donde llevan al cristo del cerro del Sacramonte a recorrer todo el pueblo para dejarlo en el Templo de la Asunción. Para esta ceremonia, se da cita la danza azteca chichimeca que es la más representativa de la zona.

Atractivo Turístico: Parque Nacional Iztaccíhuatl.

ixtapan

4. Ixtapan de la Sal

La naturaleza la ha privilegiado con sus bondades. El espléndido clima soleado y sus famosas aguas termales a las que atribuyen cualidades curativas, la convierten en uno de los centros turísticos más importantes de todo México. Ideal para buscar salud y descanso.

La riqueza de Ixtapan de la Sal también está en las manos hábiles de su gente que con excelentes tallas en madera de copal, coamoque, guamúchil y cedro, forman animales, juguetes e instrumentos musicales. De la alfarería destacan las vajillas, cazuelas, jarros, floreros y macetas. Todo esto en los poblados de Tecomatepec y Los Naranjos.

La entidad goza de una gran variedad de platillos por demás suculentos, son tradición; los chilacayotes en pipián y carne de cerdo, el mole rojo con guajolote y la pancita de res o menudo. La bebida típica de el lugar es la fresca y deliciosa agua de lima.

Atractivo Turístico: Parroquia de la Asunción.

tonatico_0

5. Tonatico

Es de los pocos lugares que reúnen bellezas naturales, monumentos históricos y tradiciones ancestrales bajo el mismo paisaje. Los nahuas decían que aquí había nacido el sol. Este lugar bañado de luz invita al descanso y a la aventura.

Aquí se elabora cestería de carrizo policromado y otate. Mientras que el platillo típico es la carne de cerdo con huajes, acompañada de una deliciosa agua de lima. En el mercado destacan la barbacoa o chito, chicharrones, cocido o moronga, gorditas de haba, frijol y requesón entre otros antojitos que hacen del lugar todo un festín.

Las Grutas de la Estrella son el principal atractivo. Hay que bajar 400 escalones para admirar las imponentes formaciones de estalactitas y estalagmitas, iluminadas y acondicionadas con andadores

Atractivo Turístico: Grutas Estrella.