Hace más de 15 días que los padres de los cinco jóvenes desaparecidos en Veracruz a manos de policías viven afuera de la fiscalía estatal, instalados con colchonetas, microondas y televisión tratando de poner presión a las autoridades para que encuentren a sus hijos.
Cuando llegaron, pasaron la primera noche en vela sentados en frías sillas de plástico pero, con los días, los padres transformaron el lugar en un campamento a la espera de noticias sobre sus hijos desparecidos desde el 11 de enero.

Madres de otros desaparecidos que llevan meses o años buscando sin éxito a sus hijos llegan diario a solidarizarse con las cinco familias de Playa Vicente.

Incluyen en Renavi a familia de cinco desaparecidos

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) dio a conocer que incluyó en el Registro Nacional de Víctimas (Renavi) a los familiares de los cinco jóvenes desaparecidos el pasado 11 de enero en Tierra Blanca, Veracruz, por lo que ya cuentan con todos los derechos que la Ley General de Víctimas les concede. En total, se registraron cinco personas en calidad de víctimas directas y nueve en calidad de indirectas.

El acompañamiento y atención a las familias de los jóvenes José Benítez de la O, Mario Arturo Orozco, Alfredo González Díaz, Bernardo Benítez Arroniz y Susana Tapia Garibo, se realiza por medio del personal de la Delegación de la CEAV en Veracruz. Aún no había noticias de los cinco jóvenes.

De esa manera, la CEAV se asumió como representante legal de las familias de Tierra Blanca, ya fue nombrada como su representante legal para darle seguimiento a la averiguación previa del fuero federal.

  

Advertisements