El estadio Azul, inmueble ubicado en la Ciudad de México y que es casa de la Máquina de Cruz Azul, sería sede de los Diablos Rojos del Toluca en la Copa Libertadores.

En ese sentido, se apunta que el cuadro escarlata sólo podrá jugar el primer partido de la Fase de Grupos de la justa continental en el Nemesio Diez, contra Gremio el miércoles 17 de febrero, pero no podrá disputar los dos restantes en casa por los trabajos de remodelación que se realizan en el infierno.

Ante ello, se presume que Toluca cerrarían la Fase en el estadio de Cruz Azul, luego la ex Bombonera no albergaría los partidos que los Diablos Rojos encararán ante Liga de Quito y San Lorenzo, el 5 y 12 de abril.

El suplemento deportivo CANCHA publica que la directiva del Toluca ya tuvo contactos con los representantes del estadio Azul y se adelanta que recibieron una respuesta afirmativa. “Resta acordar detalles logísticos”, se apunta.

(FUTBOL TOTAL)

Advertisements