Los permisos para el proyecto del malecón Tajamar fueron otorgados durante las administraciones de Vicente Fox y Felipe Calderón, dio a conocer Manuel Mercado, director jurídico del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

En conferencia de prensa, el funcionario detalló que los lotes del proyecto pertenecen a privados y que el área donde se realiza el desarrollo urbano no se encuentra en un área protegida.

“Todos los lotes que en días pasados fueron desmontados y chapeados pertenecen a privados. La no realización del desmonte habría generado una contingencia millonaria”, dijo.

Sobre ello, detalló que desde 2007 empezó la comercialización de los 46 lotes que integran el malecón. De 2006 a 2012 fueron vendidos el 83.7%, mientras que en la presente administración, de 2013 a 2015, se comercializaron otros 6, lo que equivale al 11.6%; en total el 95.3% de lotes vendidos.

Aseguró que las acciones realizadas en la zona han sido con base a los permisos otorgados por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, cumpliendo el protocolo y la normatividad.

Explicó que en 2003 cuando John Mcarthy era titular del Fonatur se obtuvo el registro en el cual se establece la urbanización del predio y tres años más tarde, la Semarnat les otorgó el permiso en materia de cambio de uso de suelo forestal.

Mientras que en julio de 2005 la dependencia federal les dio la autorización en materia de impacto ambiental. El Fonatur solicitó una ampliación de dichos permisos, la cual les fue otorgada durante la administración de Felipe Calderón y vencía el 8 de febrero de este año.

“Fue en virtud de estas dos autorizaciones que se realizaron todas las actividades de desmonte del manglar”, puntualizó.

Dijo que el Fonatur donó a la Semarnat 3 mil 533 hectáreas comercializables colindantes al malecón Tajamar para la creación del área natural protegida Manglares de Nichpté, la cual se encuentra administrada por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y es reconocida por la Convención de Ramsar para la protección de humedales.

“Por lo tanto, la elección del polígono para el desarrollo del proyecto malecón Tajamar se da conjuntamente con las autoridades competentes en virtud que dicho polígono no se encuentra comprendido en el inventario de sitios Ramsar internacionalmente reconocidos”, destacó.

Dijo que las obras de urbanización en el malecón Tajamar iniciaron en 2006, abarcando una superficie de 74.24 hectáreas para su comercialización con usos de suelo habitacional, comercial y de servicios.

Detalló que de 2006 a 2012 se impactó parcialmente la superficie contemplada en la manifestación de impacto ambiental, particularmente la zona de mangle, pues se realizó la construcción de vialidades, guarniciones y banquetas; la instalación de drenaje sanitaria y pluvial; la electrificación y el alumbrado público, así como la lotificación de los terrenos en venta.

Sobre la fauna y flora, el director jurídico del Fonatur dijo que en 2006 y tras los impactos ambientales, la Universidad Autónoma de Yucatán realizó un estudio y descartó la existencia de animales o nidos en la zona del proyecto que pudieran ser afectados.

Sin embargo, el funcionario dijo que del 10 al 14 de enero realizaron recorridos diurnos y nocturnos para la identificación de fauna silvestre, durante los cuales encontraron algunas especies de cocodrilos, entre otros, los cuales fueron canalizados a una zona protegida aledaña al proyecto.

“Previo y durante las actividades de chapeo y desmonte, se propició la migración natural de fauna silvestre a sitios contiguos mediante acciones que permitieron su protección”, resaltó.

Durante la conferencia aseguró que 11 mil 423 ejemplares de flora y fauna fueron rescatados y ubicados en un área natural protegida, sin embargo, al ser cuestionado por periodistas dijo que no tenía el dato exacto y que se entregaría un informe a la Semarnat en el que daría a conocer la cifra.

Con información de Roberto Valadez Milenio