El astronauta estadounidense Scott Kelly compartió a través de su cuenta de Twitter una imagen de la primera flor que crece en el espacio, específicamente Estación Espacial Internacional (EEI), como parte de un experimento promovido por la NASA hace dos años.

“Se ha abierto la primera flor de la historia cultivada en el espacio”, tuiteó Kelly. “¡Sí, en el espacio hay otras formas de vida!“, escribió. Pese a que los astronautas ya han conseguido plantar lechugas y otros vegetales en su huerto espacial, esta es la primera vez en el caso de las flores, del género de las zinnias.

1. UNA FLOR ESPACIAL

El experimento con flores se inició el pasado 16 de noviembre cuando el astronauta Kjell Lindgren activó las semillas de zinnias, un proceso más complicado de lo esperado. En diciembre, Kelly encontró que las plantas de zinnias no estaban creciendo con toda la fuerza esperada, por ello se creó un manual para mantener un jardín espacial.

2. TAMBIÉN PADECIÓ POR HONGOS

Las plantas comenzaron a sufrir cuando un hongo apareció en ellas, resultado de la alta humedad en la EEI. No obstante, Scott Kelly consiguió devolver el brío a las zinnias, que ahora son consideradas las primeras flores que han completado el ciclo de crecimiento en el espacio hasta su florecimiento.

3. ¿PARA QUÉ REALIZARON EL EXPERIMENTO?

Desde mediados de 2014, la EEI gestiona un pequeño “centro de vegetales” para permitir el cultivo a pequeña escala de plantas. Este proyecto tiene como objetivo recabar información sobre la respuesta de las plantas en microgravedad y para futuras misiones a Marte, que deberán conocer cómo racionar el agua al máximo y los posibles problemas que pueden surgir dentro de los módulos espaciales. (EFE)

Captura de pantalla 2016-01-23 a las 18.53.45

Captura de pantalla 2016-01-23 a las 18.53.55

Captura de pantalla 2016-01-23 a las 18.54.05

   Ver imagen en Twitter 

   Ver imagen en Twitter 

   Ver imagen en Twitter 

 

Advertisements