Un año después del escándalo del “Deflategate”, los New England Patriots vivieron otro penoso incidente con respecto a los balones. Y es que la policía se vio obligada a escoltar los ovoides al Gillete Stadium durante la Ronda Divisional de la Conferencia Americana.

Aunque parezca difícil de creer, los oficiales de los Patriots olvidaron en el hotel los ovoides y las herramientas para la presión de tal.

“Aproximadamente a las 2:30 pm del sábado, la policía del estado de Massachusetts en el aeropuerto de Logan fueron notificados por el hotel Hyatt que los funcionarios del Gillette Stadium para partido de Playoffs habían olvidado los balones especialmente designados y los medidores de presión en el hotel”, comentó David Procopio, jefe de la policía.

“La Policía Estatal contactó a un funcionario de seguridad de la NFL en el Gillette Stadium. La seguridad de la NFL solicitó la asistencia de la Policía del Estado en llevar los balones de fútbol y medidores al estadio. Los balones de fútbol en cuestión se conocen como K –balls, auqellos proporcionados por la Liga para su uso en patadas.

Afortunadamente, los balones llegaron al estadio justo a tiempo, evitando otro escalando entre los New England Patriots y los ovoides. 

[MEDIOTIEMPO]