Cd. de México  (20 enero 2016).- El Gobierno Mexicano debe solicitar a España la extradición del ex Gobernador de Coahuila Humberto Moreira, y que se aplique la extinción de dominio a sus bienes y cuentas bancarias, demandaron legisladores del PAN.

Los senadores Javier Lozano y Silvia Garza, así como los diputados Federico Döring y Juan Pablo Piña, aseguraron que de no traer a Moreira al País, los recursos que le sean incautados en el extranjero, ya sea en España o Estados Unidos, se quedarán en esos países y no serán reintegrados a las arcas públicas, de donde presuntamente fueron extraídos.

“Pedimos que reactiven las denuncias contra Moreira, la persecución desde el punto de vista penal a la Procuraduría General de la República, queremos el uso del tratado de extradición con España, para efectos de que este ‘angelito’ venga a pagar sus cuentas aquí en México y que procedamos a la extinción de dominio de todo este patrimonio y que ese dinero se le devuelva a los coahuilenses”, señaló Lozano.

En conferencia de prensa ofrecida en San Lázaro, los panistas además consideraron que el actual Mandatario coahuilense, Rubén Moreira, quien es hermano de Humberto, debe renunciar a su cargo a fin de no entorpecer las investigaciones y no incurrir en conflicto de intereses.

Los legisladores también solicitaron la creación de una fiscalía especial que investigue a Moreira y otros políticos acusados de corrupción y que estos casos no sean atendidos por la Secretaría de la Función Pública, debido a los antecedentes de exoneración que tiene la dependencia, como ocurrió con el caso de la llamada Casa Blanca.

“No me imagino, después de la Casa Blanca una exoneración de alguien que tiene una causa claramente acreditada por el Gobierno estadounidense, la imagen internacional de México sería todavía peor”, indicó Döring.

Los panistas recordaron que Moreira dejó una deuda para los coahuilenses de alrededor de 35 mil millones de pesos y que nadie conoce, salvo él, a dónde fue a parar el dinero, pues no existen obras públicas que justifiquen ese gasto.

“No perdamos de vista que Humberto Moreira era presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI cuando Enrique Peña Nieto ya era candidato a la Presidencia y tan era una imagen incómoda que fue relevado de esa responsabilidad”, recordó Döring.

En tanto, Miguel Barbosa, coordinador del PRD en el Senado, también pidió la extradición a México del ex dirigente nacional del PRI, para que rinda cuentas sobre los desfalcos cometidos en Coahuila.

“Sí, es necesario, pido que Humberto Moreira sea extraditado a México, sea detenido, sea procesado y sea detenido en términos de ley”, exigió.

“Hoy está a disposición de autoridad española, seguramente en Estados Unidos habrá reclamos de justicia en contra de Humberto Moreira, pero a México no puede dejar de ser el país donde cometió el delito y donde no haya ninguna responsabilidad fincada en su contra”.

Reforma

Advertisements