Según cifras recientes del Banco Mundial en América Latina, 20 millones de jóvenes (1 de cada 5), están en busca de oportunidades y no cuentan con estudios o trabajo; el rango de edad está entre los 15 y los 24 años de edad.

En México constituye el 25 por ciento de la población, y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), sostiene que ocupamos el tercer lugar de porcentaje de ninis.

El estudio realizado por el Banco Mundial en este tema, arroja que el 60 por ciento de este sector de la población, proviene de hogares pobres o vulnerables, las mujeres representan dos tercios de los ninis; los factores de riesgo más importantes son: el matrimonio precoz, el embarazo adolescente, la deserción escolar para empezar a trabajar, etc.

¿Por qué es importante terminar con esta problemática?, así de fácil: el mismo estudio revela que entre más ninis existan, más alto será el porcentaje de los hogares pobres y vulnerables, los ingresos se reducen; este fenómeno contribuye a que se incremente la delincuencia, las adicciones, la desintegración familiar, pues en México entre el 2008 y el 2013, cuando se triplicaron las tasas de homicidios, también aumentó significativamente la cantidad de niños que no estudiaban ni trabajaban.

Sin duda, este sector de la población representa un gran desafío para la formulación de políticas públicas, primero se debe atacar los principales problemas o peligros que enfrentan los jóvenes (drogas, inclusión al crimen organizado, la violencia, maternidad adolescente, etc.), incluso la creación de centros de diversión sana, al igual que es necesario alentar y facilitar que sigan estudiando y a la vez tengan oportunidades de empleo o autoempleo; para ello es importante no perder el dialogo con ellos, sino tener una constante comunicación a fin de lograr que las acciones emprendidas puedan tener el éxito que se busca.

Twitter @monicafragosoMonica

Facebook Mónica Fragoso Maldonado

Mail fragosomonicatoluca@gmail.com

Advertisements