Durante la primera mitad de la Administración de Enrique Peña Nieto, la deuda como proporción del PIB creció 10.15 puntos porcentuales, alcanzando un 44.9 por ciento.

Ese aumento es poco más de lo que avanzó la deuda como proporción del PIB en los sexenios de Fox y Zedillo juntos y es superior a lo que creció en todo el sexenio de Felipe Calderón.

De acuerdo con un ejercicio realizado por Grupo Reforma, que partió de la cifra oficialmente reconocida de deuda bruta del Sector Público Federal, que es de 8.2 billones de pesos en septiembre pasado, ese indicador alcanzó ese mes un nivel de 44.9 por ciento.

Esa proporción, casi duplica la de 24.9 y 24.7 por ciento que dejaron Vicente Fox y Ernesto Zedillo, respectivamente, y también supera la de Calderón, que fue de 34.8 por ciento.

El nivel que ha alcanzado la deuda también destaca si se compara frente a los ingresos de las diferentes administraciones federales.

Con Peña Nieto la deuda como proporción de los ingresos es 193.3 por ciento. Con el panista Felipe Calderón fue de 156.4 por ciento, y con Fox, de 118.4 por ciento.

“Detrás de este crecimiento del endeudamiento público está el manejo fiscal y monetario del País. No hay que culpar al precio del petróleo porque si el precio sube, hay que ahorrar, pero si cae, hay que gastar menos”, opinó sobre la evolución de la deuda Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics.

“Ésa hubiera sido la solución sana, bien apreciada por los mercados, pero no se optó por esa medida, sino que se optó por seguir gastando y endeudando al País gracias a que la política monetaria ha permitido tasas de interés muy bajas” abundó.

Coutiño señaló que el creciente desequilibrio fiscal aumenta la vulnerabilidad de la economía a choques internos y externos.

“El tipo de cambio estaría más fuerte, o menos débil, si México gozara de una economía que se mantuviera cerca de los equilibrios, pero desafortunadamente no es así a pesar del discurso oficial”, expuso.

El análisis realizado arrojó que el encarecimiento del dólar, a su vez, ha contribuido en la Administración de Peña Nieto al crecimiento de la deuda medida en pesos.

En la razón Deuda/PIB, que ha aumentado 10.15 puntos porcentuales, 3.57 puntos de ellos son explicados por la depreciación.

Y del 37.1 por ciento que ha subido el importe de la deuda, 10.91 puntos se deben al alza del dólar.

Advertisements

¿Qué te parece?