La cinta “Capo, la fuga del siglo” resultó beneficiada por la tormenta mediática provocada por la recaptura de Joaquín Guzmán y la entrevista del narcotraficante con Sean Penn.

Beneficiada por el impulso mediático de la recaptura de Joaquín Guzmán Loera, la cinta “Capo, la fuga del siglo” cerró su primer día en cines mexicanos en segundo lugar en promedio de asistencias, solo por debajo del remake de la noventera cinta de acción “Punto de Quiebre”.
Según datos proporcionados por la distribuidora Dragon Films, la historia “inspirada en hechos reales” en donde un narco llamado “Joaquín” se da a la fuga del reclusorio del altiplano, registró en promedio 144 asistentes por pantalla.
Por su parte, la cinta creada en Hollywood, respaldada por una fuerte campaña de publicidad, tuvo 154 asistentes en promedio por cada pantalla.
“Capo, la fuga del siglo”, fue estrenada en 128 salas mexicanas, totalizando una asistencia de 18 mil 456 personas.
De acuerdo a un vocero de la distribuidora, “en promedio por pantalla estuvimos arriba de Alvin y las ardillas, La verdad oculta, Mortadelo y Filemón y Joy”, aunque no específico los promedios de los demás títulos.
Cerca de 800 mil pesos fueron recaudados en el primer día de exhibición de “Capo”, cinta estelarizada por Irineo Álvarez, quién interpreta a “Joaquín”, junto con José Sefami y Armando Hernández, entre otros actores.