El petróleo cerró el viernes alargando su tendencia a la baja, lo que pegó a los mercados financieros internacionales. En la última jornada de la semana, el dólar se disparó frente a las principales divisas, incluido el peso mexicano, mientras que la mayoría de las bolsas del mundo se derrumbaron ante el desplome del crudo y la creciente incertidumbre sobre el futuro de la economía china.

El tipo de cambio cerró ayer con su peor jornada de los últimos cuatro años con un alza en la cotización del billete verde al menudeo de 40 centavos (2.2%) para venderse en 18.55 pesos, según Banamex, y marcando un nuevo máximo cierre histórico. La divisa estadounidense llegó a ofrecerse hasta en 18.60 pesos en el transcurso del día.

La cotización del dólar interbancario también alcanzó un máximo histórico, rompiendo el techo de 18 pesos por primera vez, con una cotización de 18.2485 unidades conforme al último registro del Banco de México (Banxico). El resultado se ubicó 36.85 centavos por arriba del cierre del jueves, pero en el mercado offshore el dólar al mayoreo llegó a ofrecerse en 18.28 pesos, de acuerdo con información de Reuters.

Este repunte trajo como consecuencia la activación desde temprana hora de los dos mecanismos de subasta con que cuentan las autoridades monetarias mexicanas para proveer de liquidez al mercado cambiario, por 400 millones de dólares en conjunto.

“Las recientes cotizaciones de la moneda mexicana suben la probabilidad de que el tipo de cambio al mayoreo alcance un nivel de 18.50 pesos por dólar, si los precios del petróleo y los mercados de capitales de China siguen a la baja, subiendo hasta niveles de 18.85 pesos por dólar en el corto plazo”, comentó Gabriela Siller, analista de Banco Base. Asimismo, se incrementa la probabilidad de cotizaciones cercanas a 20 pesos por dólar en 2016, dijo.

Barriles sin fondo. El fuerte incremento del dólar es consecuencia de una caída en el precio del petróleo a nuevos mínimos desde 2003, ante la especulación de que las sanciones que prohíben las exportaciones de Irán podrían ser derogadas la próxima semana, lo que incrementaría significativamente la oferta global de crudo, en un rango de 100 mil a 500 mil barriles.

En este contexto, la cotización del crudo mexicano volvió a desplomarse el viernes para venderse en 20.71 dólares por tonel, un dólar por debajo del cierre anterior, con lo que llega a su nivel más bajo desde abril de 2003, acumulando en la semana un fuerte retroceso de 2.95 dólares (-12.5%).

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) se desplomó ayer 5.7 % y cerró en 29.42 dólares el barril, su nivel más bajo desde noviembre de 2003, tras acumular durante la semana un retroceso de 11.3%. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cayó 6.70%, terminando la semana en 28.98 dólares, en niveles que no se veían desde 2004.

Aversión al riesgo. Junto con el desplome petrolero, una nueva caída del mercado de capitales de China también propició la aversión al riesgo a nivel global. Durante la sesión asiática, la bolsa de Shanghái perdió 3.55%, cerrando con una baja semanal de 8.96%.

Las bolsas estadounidenses cerraron el viernes con fuertes pérdidas, con el Dow Jones a la baja en 2.39%, rompiendo la barrera de los 16 mil puntos, en tanto que el selectivo S&P 500 perdió 2.16 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq bajó 2.74 %. La Bolsa Mexicana de Valores terminó su última sesión de la semana con números negativos, al perder 1.22%.

Advertisements