Un experto internacional recomendó a Presidencia recibir y conservar la aeronave.

México.- Presidencia de la República informó que conservarán el avión presidencial adquirido durante la administración de Felipe Calderón.

Durante la valoración para determinar el destino del Boeing 787-8, Enrique Peña Nieto ordenó a un experto internacional realizar un estudio sin inspección física del avión; este concluyó que el gobierno federal debía recibir y mantener el equipo.

De acuerdo con el estudio elaborado por Ascend Flightglobal Consultancy, empresa internacional especializada en valuación y asesoramiento para la compra y venta de aviones contrata por Banobras, concluyó que de vender el avión habría una pérdida de más del 58 por ciento de su valor.

De comercializarse con su configuración actual en mercado de aviones privados, la venta podría concretarse en un plazo de entre 12 y 24 meses. “Si se vendiera en 24 meses, la pérdida podría ascender a 30 por ciento de su valor”, enfatiza.

El nuevo avión, denominado “José María Morelos y Pavón”, sustituirá al Boeing 757-200, “Presidente Juárez”, de 28 años de servicio, y será entregado en las próximas semanas.

La fecha de entrega no es precisa ya que “está condicionada a la realización de las últimas pruebas y a la certificación del equipamiento interior por parte de la Federal Aviation Administration” de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés), señala un comunicado.

El avión entrará en operación dos semanas después de su arribo, tiempo que será utilizado para entrenar a la tripulación y personal de tierra.

De acuerdo con información divulgada por Presidencia el nuevo avión presidencial fue adquirido por 218.7 millones de dólares a un tipo de cambio de 13.50 pesos. El costo real pagado en moneda nacional por la aeronave es de 2 mil 952.4 millones de pesos, indica en una infografía.

La aeronave se incorporará a los activos de la Secretaría de la Defensa Nacional cuando el gobierno federal concluya el arrendamiento financiero acordado con Banobras a 15 años.

El avión tiene una vida útil estimada de 25 años por lo que podrá estar en servicio hasta 2040. Su capacidad es para 80 personas, es decir, 20 personas más que en el “Presidente Juárez”.

Ese avión permanecerá como parte de la flota aérea del Estado Mayor Presidencial como respaldo.

Presidencia no detalla que el costo del estudio elaborado por la empresa Ascend Flightglobal Consultancy. El estudio completo puede consultarse aquí.

En septiembre de 2015 Peña Nieto indicó a SDPnoticias que evaluaría la venta del avión.