Cd. de México  (13 enero 2016).- Pese a que el nuevo reglamento de tránsito obliga a los propietarios de vehículos a contar con un seguro con cobertura de daños a terceros, en la Ciudad de México, uno de cada dos automóviles particulares circula sin él.

Recaredo Arias, director de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), señaló que los datos más recientes, con base en cifras del Inegi, refieren que sólo el 43.9 por ciento de los automóviles está asegurado.

“(En la Ciudad circulan) 4 millones 289 mil 202 autos particulares y (de ellos) están asegurados un millón 864 mil 695”, informó en entrevista.

La multa por no contar con la cobertura de una aseguradora va de mil 443 pesos a 2 mil 867.

En este contexto, Arias prevé un repunte moderado en la contratación de seguros, aunque estiman que, en un lapso de cinco años, la cobertura podría alcanzar el 75 por ciento.

“Se ha venido incrementando, pero no está avanzando en los ritmos y niveles que consideramos que debería de ser para el tamaño de nuestra economía”, aseguró Arias.

“Podríamos pensar que cada año serán alrededor de 500 mil vehículos”, agregó.

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros representa a 87 compañías de seguros a nivel nacional, el 98.5 por ciento de las existentes.

Como parte de los trabajos para el nuevo reglamento, Arias detalló que la asociación de aseguradores sostuvo reuniones con el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, para delinear cómo se podría apoyar a los automovilistas.

Por ello, se acordó que la póliza de daños a terceros, la mínima que estipula el reglamento, se vendiera en entre 800 y mil 500 pesos.

“Para una suma asegurada de alrededor de 250 mil pesos, va a costar entre 800 y mil 550 pesos anuales, que es más o menos (el costo de) un tanque de gasolina. Es nuestro compromiso con el Jefe de Gobierno.

“Lo que se va a cobrar de multa a autos particulares es de 20 a 40 unidades de cuenta (máximo 2 mil 867 pesos); resulta más caro que el costo del seguro”, resaltó.

Además, las aseguradoras ofrecerán facilidades de pago mensuales, trimestrales o semestrales para la adquisición de esta póliza, aunque la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros recomienda contratar una suma asegurada mayor para ampliar los beneficios de protección a los usuarios.

Arias advirtió que con muchos vehículos que son adquiridos por financiamiento, el cual incluye la póliza, es común que ésta no se renueve una vez que se liquida el crédito.

Reforma / Dalila Sarabia

Advertisements