El número de migrantes en el mundo aumentó un 41 % en los últimos quince años y alcanza actualmente los 244 millones, según cifras presentadas hoy por la ONU, que defendió la necesidad de hacer los movimientos de población más seguros y ordenados.

Esos 244 millones, un 3,3 % de la población mundial, son el total de personas que residen en un país distinto al que nacieron y, por tanto, incluye desde los alrededor de 20 millones de refugiados que hay en el mundo a inmigrantes económicos o estudiantes.

Europa es el mayor receptor de migrantes del planeta, con unos 76 millones, aunque seguido muy de cerca por Asia, que acoge a 75 millones.

Mientras, Norteamérica cuenta con 54 millones, África con 21 millones, Latinoamérica y el Caribe con 9 millones y Oceanía con 8.

Además de tener las mayores poblaciones inmigrantes, Europa y Asia son los continentes donde el número ha crecido más en los últimos quince años.

Entre 2000 y 2015, el número de migrantes aumentó en Asia en 26 millones, una media de 1,7 millones al año, mientras que Europa añadió 20 millones, o 1,3 por cada año.

Esas cifras están por encima de las que se registraron en Norteamérica (14 millones) y África (6 millones) y muy lejos de las de Latinoamérica y el Caribe y Oceanía (3 millones cada una).

En gran parte del mundo, según las cifras de la ONU, las migraciones ocurren principalmente entre países del mismo continente, especialmente en África y en Asia, donde un 87 % y un 82 % de los migrantes, respectivamente, proceden de Estados de la misma región.

Ese porcentaje baja al 66 % en Latinoamérica y al 53 % en Europa, mientras que en Norteamérica y en Oceanía casi la totalidad de los inmigrantes nacieron en otras zonas del mundo.

Por países, los inmigrantes se concentran en una veintena de naciones, que acogen a dos tercios del total, liderados por Estados Unidos, con 47 millones.

Advertisements