La Autoridad Judicial con sede en Nezahualcóyotl dictó una sentencia condenatoria de 62 años y seis meses de prisión para Eduardo Zacatlán Corona y Jorge Bedolla Corona, luego de que el Representante Social de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) acreditó su responsabilidad penal en el delito de extorsión.

Ambos sujetos son responsables de extorsionar al dueño de una taquería, negocio ubicado en la colonia Hojalateros, en el municipio de Chimalhuacán. De acuerdo con las indagatorias, se pudo determinar que en enero del año 2015, los ahora sentenciados ostentándose como integrantes de una célula delictiva con orígenes en Michoacán, se presentaron en el negocio de la víctima, a quien le exigieron la entrega de una suma económica a cambio de no hacerle daño a su familia.

Por lo que días después, Zacatlán Corona y Bedolla Corona, nuevamente acudieron al puesto de tacos propiedad de la víctima, y portando armas de fuego lo amenazaron para que entregara el dinero producto de la extorsión. El ofendido les dio una camioneta como pago, unidad automotriz en la que huyeron, pero fueron detenidos por elementos de la policía municipal, quienes acudieron al lugar en atención a una llamada telefónica realizada por un empleado de la taquería.

Los dos extorsionadores fueron presentados ante el agente del Ministerio Público, quien inició la carpeta de investigación respectiva y luego los remitió ante un juez. La Autoridad Judicial luego de revisar los elementos de prueba recabados y aportados por esta Representación Social dictó una condena de 62 años y seis meses de prisión para los acusados, además les fijó una multa de 260 mil 816 pesos.

Advertisements