El dólar en ventanillas bancarias cerró en $18.20 y al mayoreo en 17.90, reportó el BdeM

El valor del peso retrocedió este viernes, por tercer día consecutivo, a un nivel mínimo histórico, mientras el Banco de México advirtió que la depreciación de la moneda sí es un motivo de preocupación.

Al cierre de la sesión, el tipo de cambio se ubicó en 18.20 pesos por dólar en las ventanillas bancarias, reportó Banamex. Mientras, en las grandes operaciones corporativas se negoció en 17.90 pesos, de acuerdo con el Banco de México, en ambos casos niveles nunca antes vistos.

La moneda comenzó con una ligera recuperación mientras las pérdidas en los principales mercados del mundo, que han caracterizado las operaciones en los primeros días del año, comenzaban a atemperarse. Sin embargo, una tendencia global de movimiento de inversiones hacia instrumentos en divisas fuertes, como el dólar o el franco suizo, combinado con indicios de que China, la segunda economía mundial, se enfila hacia un periodo de menor crecimiento, volvió a depreciar el valor de monedas de países emergentes, como el peso, frente al dólar.

En un espacio de media hora, primero a las 9 y luego a las 9:30 horas, el Banco de México activó su mecanismo de subasta de dólares, para proveer de liquidez al mercado cambiario y tratar de contener la depreciación del peso. En cada una de las subastas vendió entre intermediarios financieros 200 millones de dólares. En la primera de ellas, la demanda fue de 586 millones de dólares (poco más del doble de los 200 millones ofrecidos), mientras en la segunda la demanda alcanzó 225 millones de dólares.

Aun con la intervención del Banco de México con la venta de 400 millones de dólares de la reserva internacional, el valor del peso frente al dólar cerró tan bajo como nunca antes. En las transacciones de ventanilla finalizó en 17.45 pesos por dólar a la compra y 18.20 pesos a la venta, depreciación de siete centavos respecto del jueves. En las grandes operaciones, que son las más representativas del mercado de divisas, finalizó en 17.90 pesos por dólar, con una pérdida de 16 centavos en comparación con el día previo.

En el Banco de México sí nos preocupa el nivel del tipo de cambio, aseguró ayer por la mañana Agustín Carstens Carstens, gobernador del banco central.

Tenemos un entorno externo muy complicado, caracterizado por una caída en el precio del petróleo, bajo crecimiento económico mundial, postura monetaria dispareja en las diferentes regiones del mundo y más recientemente todo lo relacionado con China, que en México se ha reflejado en un ajuste en el tipo de cambio, dijo Carstens en el Seminario de perspectivas económicas 2016, México después de las reformas, organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México.

En los últimos meses se ha dado un traspaso bajo de la depreciación del peso a la inflación, pero no se puede confiar en que eso vaya a ser para siempre, agregó Carstens. Sí nos importa que el valor de la moneda nacional siga una trayectoria ordenada y que el ajuste sea ordenado, apuntó. El Banco de México ha tenido que mandar señales de que sí nos preocupa el tipo de cambioy para ello elevó el mes pasado en un cuarto de punto, a 3.25 por ciento anual, su tasa de interés de referencia, como una señal a los mercados, a pesar de que todos los determinantes de la inflación están en orden, dijo.

En el mismo foro, Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda y Crédito Público, afirmó que la economía mexicana tiene fortaleza para afrontar la situación de volatilidad en los mercados financieros internacionales. Informó que el peso acumula una depreciación de 38.7 por ciento desde el inicio del actual gobierno, en diciembre de 2012.

En México, la economía está creciendo, con una inflación mínima histórica y con generación de empleos y se espera que el dinamismo sea mayor en 2016, aún con el entorno internacional complejo, añadió.