El príncipe de Marruecos (África), Moulay Hassan, de 12 años de edad, quien acaba de comenzar sus funciones reales oficiales, se niega a que los funcionarios lo saluden besándole la mano como manda la tradición.

Fuente Actualidad RT

Advertisements