Al menos 70 personas murieron hoy en un atentado suicida perpetrado contra un campo de entrenamiento de la Policía en la ciudad libia de Zliten, informó un hospital local.

Además decenas de personas resultaron heridas cuando un camión cargado de explosivos se incrustó contra la puerta del campamento, según relataron testigos.

En el campo, donde por la mañana se reunía un nutrido grupo de efectivos, son adiestradas fuerzas de seguridad de la guardia costera. Se cree que la mayoría de las víctimas son policías.

Los hospitales de Zliten, a unos 160 kilómetros al este de la capital, Trípoli, llamaron a los habitantes de la zona a donar sangre para los heridos en el ataque, reportó la agencia oficial de noticias libia LANA.

El enviado de las Naciones Unidas para Libia, Martin Kobler, criticó el atentado.

“Condeno en los más duros términos el letal ataque suicida de hoy en Zliten, llamo a todos los libios a unirse urgentemente en la lucha contra el terrorismo”, escribió el diplomático alemán en un tuit.

Por el momento nadie se ha atribuido el atentado. En el pasado, ataques como éste fueron obra de la rama libia de la milicia terrorista Estado Islámico (EI), que en este país norteafricano controla una franja costera del Mediterráneo en torno a las ciudades de Sirte y Al Nofaliyeh.

Una fuente de los servicios de seguridad en Zliten dijo a dpa que dos días atrás había llegado a la ciudad un barco con extranjeros y que las fuerzas de seguridad habían montado el miércoles una operación para localizar a todos los extranjeros que residen ilegalmente en la localidad. “Pero desgraciadamente no pudimos impedir este desastre”, apuntó la fuente.

DPA