Una vez concluida su gira ‘1989’, la cantante Taylor Swift se ha mudado de forma temporal a la casa que su pareja, el DJ Calvin Harris, tiene en Beverly Hills mientras concluyen las obras que ha iniciado en su hogar.

“Ahora que su gira ha terminado están viviendo juntos en casa de él en Beverly Hills mientras ella realiza una serie de remodelaciones en la suya. Ya han empezado a hablar sobre su futuro juntos y sobre la posibilidad de comprometerse. Conseguir que su relación funcionara, a pesar de sus apretados horarios y de la gira de Taylor, les ha demostrado a ambos que lo suyo es algo serio y destinado a durar. Ha sido algo que ha afianzado su compromiso”, explicó una fuente a E! News.

La seriedad de su relación quedó patente durante las fiestas navideñas, que la pareja pasó en Colorado junto a la familia de Taylor para dirigirse después a Los Ángeles para celebrar Nochevieja.

“Estuvieron en Colorado en Navidad con la familia de Taylor. Se dedicaron a disfrutar de la nieve, organizando batallas de bolas de nieve, y a descansar junto al fuego y a relajarse. Después de Navidad regresaron juntos a Los Ángeles para dar la bienvenida al Año Nuevo”, añadió.

Aunque Taylor es muy feliz junto a Calvin, no le habría hecho demasiada gracia que su ex, el cantante de One Direction Harry Styles, se haya reconciliado con su amiga Kendall Jenner, especialmente porque la amistad entre ambas nació de su resentimiento común hacia Harry.

“Taylor se enteró a través de un amigo en común de que Harry y Kendall habían vuelto juntos, y está muy sorprendida. No puede creer que Kendall esté dispuesta a salir con Harry, especialmente después de la última conversación que ambas mantuvieron, en la que le confesó que nunca se plantearía volver a tener nada con él. Taylor y Kendall conectaron a base de criticar a Harry”, revelaba una fuente a HollywoodLife.com

dt.common.streams.StreamServer

– Diario La Prensa

Advertisements