Querido todos, un gusto volver a encontrarnos deseándoles un maravilloso año nuevo 2016, que seguramente será tan fructífero como cada uno de nosotros deseemos que sea. El secreto está en responsabilizarnos de nuestra propia vida y en disfrutarla valorando lo que sí tenemos, y luchando por lo que deseamos alcanzar.

Lo más satisfactorio de la vida se resume en estar saludable para poder hacer lo que se desea, todo lo demás es circunstancial y mutable.

Con este ánimo filosófico me di una vuelta por un maravilloso pueblo mágico de calles empedradas y de gente agradable, huyendo como siempre del frío y a la búsqueda del calorcito que me recuerda a mi amada tierra chiapaneca, fuimos a dar a Malinalco con un delicioso clima de veintitantos grados centígrados y la promesa de un disfrute absoluto.

Existen varias formas de llegar a Malinalco, si como yo son simples mortales sin auto, no tienen por qué negarse la oportunidad de conocer este bello lugar, pueden ir ya sea en taxi (lo cual seguro será carísimo y le dará un golpe a su propósito de ahorrar), en camioncito o en taxi colectivo hasta Tenango y de ahí en una camioneta que los llevará directo al centro de Malinalco.

A un costado de la terminal de autobuses está la base de taxis colectivos a Tenango del Valle su costo es de  $10.00 y salen cada 5 minutos ya en Tenango del Valle pregunta por las micros que van a Malinalco, éstos salen cada 15 minutos y su costo es de $20.00 

Otra opción es tomando un taxi colectivo de Toluca a Tenancingo el cual cobra $25.00, la base de estos taxis está a un costado de la terminal de autobuses.  Llegando a Tenancingo pregunta por los taxis colectivos a Malinalco, éstos salen  continuamente desde las 7am y hasta las 7pm y su costo es de $15.00, ahora que si son pudientes pues abordan su automóvil y se van directito como si fueran a Tenancingo siguiendo los señalamientos.

Al llegar al centro encontrarán de inmediato un clima delicioso, gente con sus puestos de comida, sombreros y artesanías, además de restaurantes, y cafeterías. Calles empedradas con un aire rustico de provincia, casas de diversos colores con portones que hablan de cientos de años…

La primera opción es por supuesto consumir uno de los manjares que el pueblo ofrece que va desde los ya bien conocidos taquitos de obispo, cecina o bistec hasta las quesadillas rellenas de diversos guisados.

Fruta de la región, aguas frescas y las deliciosas nieves.

Luego, luego frente al palacio municipal un pendón anunciando el museo de los Bichos, donde una señorita muy emocionada nos ofreció (a mi familia y a mí) que por una módica entrada de $35.00 por persona podríamos estar en contacto con diversos bichos y disfrutar de conocer animales de la región, nos dijo que bien podríamos ir caminando durante 25 minutos o podríamos tomar un taxi. La experiencia en el Museo Vivo “Los Bichos” de Malinalco, es interesante, los niños y los no tan niños tenemos la oportunidad de disfrutar de un recorrido por un jardín con diversas hierbas y plantas, en donde una “Bichóloga” llamada Deisy Uribe, (quien se nota adora su trabajo) explica con paciencia las propiedades medicinales de las plantas y nos lleva por tres salas diversas a conocer en la primera de ella a insectos de todos los tipos, desde mariposas, hasta escorpiones y escarabajos, la segunda sala es un herpetario en donde tenemos la opción de cargar o no a una boa hermosa llamada Seboastián y posteriormente a un acuario donde se encuentran las especies de la región. Su explicación enamora a los pequeños quienes sales con muchas ganas de plantar romero, lavanda y ruda en el patio de sus  casas o ya de perdis como escuche decir a un niño en la azotea. Después la opción de conocer a insectos vivos de primera mano, tocarlos y verlos a todo color desde una “viuda negra”, pasando por “vinagrillos”, una mantis religiosa y una tarántula.

El museo se sostiene a través del pago de los boletos y se involucra en la generación y monitoreo de proyectos de sustentabilidad ambiental. Los invito a ir será seguramente una experiencia inolvidable, además de que Malinalco cuenta con muchos otros atractivos para disfrutar de la visita, que van desde centros holísticos, el Museo Universitario Luis Mario Schneider, el Exconvento Agustino, la zona arqueológica y por supuesto su plaza, que en esta ocasión se encuentra destruida por remodelación. Pronto les hablaré de esos hermosos lugares.

Mientras tanto: ¡¡¡Vámonos a vivir!!!

malinalco-lobo-2

@PalomaCuevasR