La joven indonesia fue llevada al hospital tras recibir cinco varazos en público. El estudiante con el que se la vio recibió el mismo castigo.

Una mujer de 20 años de Indonesia ha sido llevada a una mezquita y golpeada brutalmente por estar “muy cerca” de un hombre con el que no estaba casada, informa ‘Daily Mail’. El brutal suceso ha tenido lugar en Banda Aceh, la capital de Aceh, la única provincia del país donde se aplica la ley coránica.

Nur Elita, acusada de mostrar un comportamiento afectuoso hacia su compañero universitario, ha violado la estricta ley islámica, lo que le ha valido el castigo público. Ante una multitud de cientos de personas, la ‘infractora’ ha sido subida a un escenario donde, obligada a ponerse de rodillas, ha recibido cinco golpes con una vara.

56828133c361889f258b456b

Al final, se ha derrumbado gritando de dolor y no ha podido levantarse, y ha sido trasladada a un hospital. El hombre al que se acercó ha recibido el mismo castigo. Wahyudi Saputra, de 23 años, ha sido obligado a permanecer de pie mientras recibía cinco varazos.

5682819cc3618867258b456b

La ley coránica se muestra especialmente dura con las mujeres, por lo que los castigos públicos se practican con regularidad. Varias organizaciones de derechos humanos consideran que la práctica de los castigos corporales constituye una infracción de los derechos básicos y, más concretamente, de la Convención de la ONU contra la Tortura, ratificada por Indonesia en 1998.

Advertisements