Aunque el Día de los Inocentes es celebrado por miles de personas América Latina y España con bromas de todo tipo, su origen guarda relación con un evento trágico. Esta fecha es propicia para las burlas y pasar un momento divertido.

El Día de los Inocentes nació a partir de un hecho bíblico, registrado en el Nuevo Testamento, ocurrido supuestamente hace dos mil años. Al principio fue un triste homenaje, pero con el paso de los años fue cambiando de sentido.

La historia más popular sobre esta fecha toma como referencia al evangelio de San Mateo, que cuenta cómo el Rey Herodes ordenó asesinar a todos los niños menores de dos años de Belén al enterarse del nacimiento de Jesús.

Un ángel avisó a José, siempre según el relato bíblico, para que huyera hacía Egipto; por ello, cuando llegaron los soldados de Herodes no encontraron a Jesús, pero sí a varios niños menores de dos años que se convirtieron en “santos inocentes”.

La tradición para recordar a los niños asesinados por orden de Herodes tomó un giro jocoso en la Edad Media. Diversas teorías apuntan a que se mezcló con ‘La fiesta de los locos’, de origen pagano y celebrada principalmente en Francia, y cambió su sentido.

dia-inocentes-Noticia-729361