Hermosillo— El hombre considerado el más obeso del mundo y quien se sometió a una operación bariátrica para perder peso hace casi dos meses, Andrés Moreno Sepúlveda, murió ayer en Ciudad Obregón.

Familiares cercanos confirmaron que el deceso ocurrió por la mañana en esta ciudad, de donde era originario, a consecuencia de un infarto y problemas de peritonitis.

“Falleció a las 8:30 de la mañana de un infarto en la ambulancia mientras era trasladado de su casa al hospital San José”, explicaron.

El sonorense, de 38 años de edad, se encontraba convaleciente por una operación –que duró una hora y media– que le realizaron el pasado 28 de octubre en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, llamada derivación biliopancreática con cruce duodenal.

Esta técnica es considerada como uno de los procesos con mejor pronóstico para pacientes que quieren reducir su peso progresivamente.

Con la intervención el estómago del paciente sólo aceptaría la octava parte de lo que comía anteriormente.

Expectativa. Andrés Moreno, quien fuera considerado el hombre más obeso del mundo, llegó a pesar 450 kilogramos y bajó 100 kilos para someterse a la operación bariátrica en octubre pasado.

Tras la intervención médica, la expectativa de los especialistas era que bajara hasta entre 75 y 80 kilos. Éste es el peso ideal para alguien de su estatura –1.75 metros– según explicó en octubre pasado el bariatra José Castañeda, quien encabezó la cirugía.

Este mes el paciente había logrado caminar lentamente tomado de los hombros de un familiar.

  

Advertisements

¿Qué te parece?