La Policía de Viena indicó este sábado que un servicio de inteligencia “amigo” advirtió a numerosas capitales europeas de la posibilidad de un ataque con armas de fuego o bombas antes de Fin de Año, obligando a las autoridades de todo el continente a aumentar las medidas de seguridad.

“Se mencionaron varios nombres de posibles atacantes, que se comprobaron, y las investigaciones (basadas en estas revisiones) no han dado hasta ahora resultados concretos”, dijo la policía de Viena en un comunicado, seis semanas después de que murieran 130 personas en un ataque islamista en París.

“En los días previos a la Navidad, un servicio (de inteligencia) amigo envió una advertencia a numerosas capitales europeas, diciendo que podría haber un ataque con explosivos o armas de fuego entre Navidad y Fin de Año en lugares abarrotados”, señaló el comunicado.

En la Policía de Viena no hubo nadie disponible de inmediato para hacer más comentarios sobre el anuncio.

La advertencia del servicio de inteligencia, que no fue nombrado por el comunicado, apuntó a un nivel más alto de amenaza que el “general abstracto” citado con anterioridad, según señaló la policía vienesa, que pidió a los austriacos su comprensión por el incremento de los controles.

Las medidas adicionales de seguridad incluyen vigilancia en espacios abarrotados, “sobre todo en eventos y centros de tráfico”, al igual que registros intensivos de identidad y mayor atención ante objetos que podrían llevar explosivos, como bolsas o “marcos de bicicleta”, indicó.

Advertisements

¿Qué te parece?