Tian Zeming, de 19 años, se encuentra estable tras la operación quirúrgica a la cual fue sometido hoy de urgencia tras permanecer más de 60 horas atrapado en el deslizamiento de tierra del pasado domingo en Zhenzhen, China.

Tien fue reportado consciente y estable pero extremadamente débil, deshidratado, con heridas en tejidos blandos y múltiples fracturas.

El rescate comenzó a las 01:00 horas locales de este miércoles (17:00 GMT del martes), cuando equipos de rescate de China ubicaron el sitio donde se creía que se encontraba Tian. Luego de dos horas y media fue encontrado el primero de los 76 desaparecidos por el corrimiento.

El joven fue localizado entre las ruinas de los edificios sepultados por tierra en la ciudad de Shenzhen. 

Las tareas de rescate finales tuvieron que hacerse con las manos, y mientras Tian recibió oxígeno y una transfusión, reportó un despacho de la agencia Xinhua.

Tian alcanzó a decir que otra persona se encontraba cerca de él, la cual pudo ser encontrada pero el cuerpo médico que lo revisó lo declaró muerto.

En las operaciones de búsqueda participan casi tres mil rescatistas que excavan en una superficie de 38 hectáreas y zonas de hasta 10 metros de profundidad.

El área afectada es un parque industrial en el que 33 inmuebles quedaron enterrados, entre ellos 14 fábricas, dos bloques de oficinas y 13 edificios de pocos pisos. 

Los desaparecidos son alrededor de 60 hombres y 30 mujeres, además de que otras 900 personas fueron trasladadas a campamentos temporales.

  
La identidad del primer sobreviviente rescatado aún es desconocida.

El desprendimiento ocurrió el domingo 20 de diciembre en un parque industrial de Shenzhen, una de las ciudades más prósperas de China.

Aunque en un principio se atribuyó a causas naturales, posteriormente se ha denunciado que la zona era un vertedero de desechos de obras que había superado su capacidad hacía varios meses, lo que ha llevado a las autoridades a una investigación de todas las escombreras de Shenzhen.