Washington— Las autoridades estadounidenses de salud decidieron levantar la prohibición impuesta hace 32 años a las donaciones de sangre por parte de hombres gay y bisexuales, aunque continuarán vigentes las principales restricciones sobre quiénes pueden ser donadores.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) anunció ayer lunes que reemplazará la prohibición total con una nueva política que excluye las donaciones de hombres que hayan tenido relaciones sexuales con otros hombres en el último año.

Los defensores de los derechos gay han censurado la política de abstinencia sexual de un año, aunque la postura de la FDA coincide con la adoptada en otros países, como Australia y Gran Bretaña.

Los activistas afirman que la nueva política es un “paso en la dirección correcta”, pero dista de ser adecuada.

“La política continúa estigmatizando a los hombres gay y bisexuales”, dijo David Stacy, de Human Rights Campaign, el grupo más grande en Estados Unidos que defiende los derechos de homosexuales.

El cambio a la nueva política fue anunciado a finales de 2014 después de años de comunicación con diversos grupos médicos y grupos defensores de los derechos gay que aseguraban que la prohibición total carecía de sentido.

0012723056

 Associated Press

Advertisements