La ONU y la Organización Internacional para las Migraciones revelaron la preocupante cifra, un hito en medio de las secuelas de la guerra, la pobreza y la persecución en África y Medio Oriente

Cuando apenas faltan pocos días para que concluya 2015, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la organización intergubernamental con sede en Ginebra (OIM) dijeron que la marca del millón de personas se cruzó el lunes, lo que significó un aumento de más de cuatro veces frente a la cantidad registrada durante 2014.

“Hasta el 21 de diciembre, unos 972.000 migrantes habían cruzado el Mar Mediterráneo según cifras de Acnur. Y la OIM calcula que más de 34.000 se dirigieron a Bulgaria y Grecia tras haber pasado por Turquía”, indicaron ambas organizaciones en un comunicado conjunto.

El Acnur y la OIM agregaron que más de 800.000 personas llegaron a Grecia desde Turquía, entre ellos más de 455.000 personas procedentes de Siria y más de 186.000 desde Afganistán.

Sin embargo, cerca de 3.700 más murieron al tratar de cruzar el Mediterráneo en la peor crisis de refugiados en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Alemania ha presenciado la llegada de alrededor de un millón de migrantes este año, pero esa cifra incluye un gran número de personas procedentes de los Balcanes y que llegaron a principios de 2015.

“Sabemos que la inmigración es inevitable, es necesaria y es conveniente”, dijo el jefe de OIM, William Lacy Swing, a través de un comunicado.

“Pero no es suficiente contabilizar el número de los que llegan, o los casi 4.000 que fueron reportados perdidos o ahogados este año. También debemos actuar. La inmigración debe ser legal y segura para los inmigrantes y los países que serán su nuevo hogar”, agregó.

Acnur prevé que la llegada de inmigrantes continúe a una tasa similar en el 2016, aunque el vocero de OIM, Joel Millman, señaló que era imposible proyectar cifras futuras.

El movimiento récord de personas hacia Europa es un síntoma del nivel de perturbación en el mundo, con cifras de refugiados y desplazados internamente que superan los 60 millones, dijo Acnur la semana pasada.

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Antonio Guterres, pidió el viernes “un masivo reasentamiento” de sirios y otros refugiados dentro de Europa, para distribuir a varios cientos de miles de personas antes de que el sistema de refugio del continente se desmorone.

Advertisements