No todo fue alegría para el Real Madrid el domingo. Sin importar los 10 goles con los que masacró al Rayo Vallecano, el equipo fue abucheado, aunque los silbidos y reproches iban más enfocados a Rafa Benítez, entrenador del club, y al presidente, Florentino Pérez, al que exigían su dimisión.

Los silbidos de la afición enfadaron mucho a Cristiano Ronaldo. Durante el partido el portugués se mostró molesto, sin festejar sus goles y recriminando a la afición que silbara en lugar de aplaudir. En una de esas acciones, realizó un feo gesto con el brazo, según revela un video del programa El Día Después.

Entre ademanes y palabras altisonantes, Cristiano salió enfadado en un domingo atípico en el Santiago Bernabéu. Ni una goleada de proporciones históricas pausó los reproches.

(FUTBOL TOTAL)