Los siete comisionados del Instituto Nacional de Transparencia (INAI) aprovecharon el nuevo estatus de órgano constitucional autónomo para autoasignarse un bono extraordinario “por riesgo” de 208 mil 410.02 pesos netos, informó este viernes el diario Reforma. El monto fue confirmado por la oficina de comunicación social del Instituto.

Este tipo de pagos extraordinarios se dan en el gobierno federal a funcionarios de mando, civiles y militares, cuyo desempeño ponga en riesgo su seguridad o su salud.

En el caso de las dependencias del gobierno federal, es la Secretaría de la Función Pública la que evalúa la gravedad del riesgo y determina el porcentaje del pago extraordinario, pero en el caso de los poderes Legislativo y Judicial, así como los órganos autónomos, son ellos los que deciden de acuerdo con sus propias normas.

El bono por riesgo se lo autorizaron los consejeros del INAI en la sesión del pleno del pasado 9 de diciembre.

En el acuerdo ACT-PUB-09-12-2015.11 argumentaron que, a causa de las actividades que llevan a cabo en materia de acceso a la información y protección de datos personales, están propensos a exponerse a riesgos de seguridad en su persona.

El mismo periódico informó que el PRD pedirá al Instituto Nacional de Transparencia (INAI) informar si algún comisionado ha recibido amenazas que ameriten que reciban un bono “por riesgo” como el que se autoasignaron el 9 de diciembre.

“El PRD va a solicitar al INAI que nos informe quiénes de ellos han sufrido algún tipo de amenazas para poder tener esta condición de riesgo”, informó la secretaria general del sol azteca, Beatriz Mojica.

A juicio del Partido Acción Nacional, el que los comisionados del Instituto Nacional de Transparencia (INAI) hayan apelado a la figura de bono “por riesgo” para autoasignarse 208 mil pesos a cada uno se puede prestar a un abuso.

“Somos respetuosos de los órganos constitucionales autónomos y no queremos decir nada que pudiera interpretarse como una intromisión en su autonomía; sin embargo, pareciera que en este tipo de bonos de riesgo hay un abuso en toda la Administración pública federal, planteó Fernando Rodríguez Doval, portavoz del blanquiazul y los consideró excesivos.

Por su parte, la Secretaría de la Función Pública no tiene competencia para analizar la procedencia del bono “por riesgo” que se regalaron los comisionados del INAI.

El titular de la SFP, Virgilio Andrade Martínez, afirmó que la facultad que tiene el INAI para aprobar el bono, por el cual los integrantes del Pleno del Instituto recibieron 208 mil 410 pesos, deriva de su autonomía y que sus razones tuvo para hacerlo así.

93783c18-f8ce-44a0-82d0-6b5c59b1841f

(Con información de Reforma).

Advertisements