México, 19 Dic (Notimex).- La banda británica de Pink Floyd sigue siendo un referente del rock progresivo, aunque se distinguió más por una propuesta de blues, improvisación jazzística y música contemporánea, aseguró el crítico de música Xavier Quirarte.
“Su gran legado a la música es su originalidad y el cambio de propuesta de un disco a otro, casi todos cambiaban, sobre todo, los primeros seis o siete de su discografía”, señaló Quirarte en entrevista con Notimex, realizada con motivo de su conferencia “Quisiera que todavía estuvieran aquí” en el Centro Nacional de las Artes (Cenart).
Detalló que Pink Floyd fue el primero en utilizar los sintetizadores de una forma diferente a los demás y que su propuesta va más allá del rock and roll, “es parte de un todo, sus letras son bastantes buenas y el uso del silencio es algo único”.
Quirarte también destacó el espíritu crítico de la banda “y que jóvenes de 15 a 20 años encuentran una relación entre su presente y la música que se grabó hace 30, 40 o 50 años”.
Al referirse a la visita de Pink Floyd a México en 1994, Xavier Quirarte comentó que desde su punto de vista, fue un trabajo más intelectual, junto con un espectáculo de luces maravillosas e imágenes delirantes, nunca había sucedido algo así en el país.
Para celebrar cinco décadas del nacimiento de la banda británica, un grupo de especialistas en el tema participan en el ciclo “50 años de historias desde el lado oscuro de la luna”, que incluye mesas redondas, debates conferencias y conciertos en el Centro Nacional de las Artes (Cenart), del 17 al 20 de diciembre.