Desde hace unas décadas, la planificación nacional e institucional en materia educativa reconoció la persistencia de un alto porcentaje de egresados de estudios profesionales que no concluían su proceso de titulación. 

 

La diversificación y flexibilización de sus procedimientos de evaluación profesional reditúa para la Universidad Autónoma del Estado de México en múltiples resultados favorables, señaló el secretario de Administración de la institución, Javier González Martínez.

Lo anterior, al encabezar la ceremonia protocolaria de toma de protesta a siete egresados que se titularon por Aprovechamiento Académico y 74 por Examen General de Egreso de la Licenciatura (EGEL) de los programas académicos en Administración, Contaduría e Informática Administrativa, que oferta la Facultad de Contaduría y Administración.

En el Aula Magna “Lic. Adolfo López Mateos” del Edificio de Rectoría, el servidor universitario puntualizó que desde hace unas décadas, la planificación nacional e institucional en materia educativa reconoció la persistencia de un alto porcentaje de egresados de estudios profesionales que no concluían su proceso de titulación.

En este sentido, detalló que como resultado de las estrategias implementadas por la institución, en la reciente década, la Autónoma mexiquense incrementó en 39 por ciento el número de programas educativos con un índice de titulación global superior a 70 por ciento.

Javier González Martínez destacó que la titulación por aprovechamiento académico es el más justo reconocimiento para quien a lo largo de su trayectoria estudiantil se distinguió por la constancia, dedicación, perseverancia y empeño; en tanto, aprobar el EGEL los hace depositarios de los conocimientos y habilidades necesarias para ejercer la profesión y evidencia la calidad de la educación con la que fueron formados.

En su momento, el director de la Facultad de Contaduría y Administración, Alejandro Hernández Suárez, comentó a los titulados que este logro significativo remite a que la UAEM es el lugar por excelencia en donde se gesta la formación y transformación humana, es el espacio y sitio donde se generan los conocimientos al servicio de la comunidad.

Los invitó a constituirse como agentes de cambio al servicio de la sociedad, hacer de su profesión el medio para ser mejores cada día, pues México, dijo,  necesita profesionales y profesionistas éticos que contribuyan a la consolidación de una sociedad más justa, libre y próspera.