La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) inició una queja de oficio por la muerte de Yara Gharamy, de diez meses, en una guardería, luego de que la familia denunció haber detectado signos de violencia en semanas previas al deceso.

El titular del organismo, Baruch Delgado Carbajal, informó que para esclarecer este caso se solicitaron informes sustanciados a la Procuraduría General de Justicia de la entidad, así como a los directivos de la guardería “Julieta Lechuga”.

Informó que se determinó iniciar la queja de oficio al conocer la denuncia de la familia de la pequeña, quien el pasado lunes falleció en el interior de la guardería por causas que no han sido aclaradas.

De acuerdo con los familiares, la niña presentaba signos de maltrato desde semanas previas, pues continuamente regresaba con chipotes y golpes en cara y rostro; además de que previamente, los médicos de la 22 Zona Militar la atendieron porque vomitó con sangre e informaron a su madre que podría tener un desgarre en el estómago por exceso de alimento.

La madre de la menor, Elisa Chedid González, dijo que la niña no fue atendida sino una hora después de que se desvaneció y que hay evidencias en su ropa de que era obligada a comer de más.

El ombusman mexiquense explicó que se determinó abrir una queja de oficio para investigar el caso, la cual quedó radicada con el número 1345/2015.

“Tendremos que ver cuál fue la verdad histórica de los hechos, yo quiero asumir, sin adelantar juicios, que fue un accidente, pero los accidentes a veces se dan por descuido definitivamente y sea la circunstancia que se trata de una niña bajo el cuidado de una estancia infantil y esto desde luego genera responsabilidades”, puntualizó.

Informó que en un plazo no mayor a cinco días, el ayuntamiento de Toluca, lo mismo que el Ministerio Público, deberán estar respondiendo a la solicitud del organismo, para que presenten informes sobre este caso.

“Con independencia de la administración penal o administrativa que resulte, lo cierto es que hay una responsabilidad institucional y el ayuntamiento tendrá que responder hasta donde la ley lo permite, desde luego la vida de un niño, de un bebé no se compra con nada”, indicó Delgado Carbajal no descartó tampoco la posibilidad de una probable reparación del daño, en caso de que se compruebe alguna responsabilidad de personal de la guardería.

Fuente: El Universal

Foto: Archivo

Advertisements